Por primera vez una empresa checa usará bitcoins para pagar salarios

25-02-2014

La moneda virtual bitcoin se usará por primera vez en la República Checa para el pago de salarios. La empresa pionera es oXy Online, dedicada a la elaboración de sistemas para la venta on-line. De momento tienen interés en recibir parte de sus sueldos en bitcoins 10 de sus 50 trabajadores.

Foto: ČTKFoto: ČTK El bitcoin es una moneda virtual y descentralizada, que no es emitida por ningún Estado y por tanto no está sometida a ningún tipo de control. Su uso no ha dejado de crecer desde su aparición, en 2009, y ahora por primera vez será usada en la República Checa para el pago de salarios.

"Tenemos en plantilla a un montón de desarrolladores informáticos. Entre ellos el bitcoin es algo conocido y popular. Había por eso cierta presión para cobrar en esta moneda", explica el director de marketing de oXy Online, Tomáš Bobek, que se cuenta precisamente entre los 10 trabajadores de la compañía que empezarán ahora a recibir parte de su salario en bicoins.

La razón principal es la rapidez con la que aumenta el valor de esta moneda. Si el año pasado se cotizaba a 300 coronas checas, este año oscila entre las 11.000 y las 12.000. En cualquier caso la proporción del sueldo que se recibe en bitcoins la decide cada trabajador y siempre se puede echar atrás si el tipo de cambio deja de convenirle.

El bitcoin, creado por un colectivo desconocido de informáticos pero en plena forma, sigue expandiéndose y de hecho recientemente Alemania lo ha aceptado legalmente y ha empezado a cobrar impuestos por su tenencia. En otros países, como Tailandia o China, es ilegal, en otros se advierte sobre su uso. Un mapa con muchos lugares oscuros que de momento favorece a sus poseedores, ya que es relativamente fácil usar el bitcoin para evitar pagar impuestos u ocultar grandes sumas de dinero.

Otra de sus ventajas es que, al no depender de ningún banco central ni de ninguna otra entidad emisora, está a salvo de grandes fluctuaciones derivadas de cambios o crisis políticas. Lo que existe es un sistema automatizado de "extracción" que pone en circulación nuevos bitcoins con el mismo ritmo que lo haría la extracción de una materia prima.

El bitcoin se usa sobre todo para transacciones comerciales relacionadas con Internet, aunque sigue creciendo el número de empresas convencionales que aceptan el pago con esta moneda. Un sistema informático asegura la limpieza de las transacciones y el estado de la cuenta de cada usuario.

25-02-2014