Nuevo sistema de peaje electrónico en Chequia

15-11-2019

La puesta en marcha del nuevo sistema de peaje electrónico en las carreteras checas puede causar grandes interrupciones de tráfico a principios de diciembre, advirtió el operador de peaje Czech Toll / Sky Toll.

Embotellamientos de hasta 40 kilómetros en algunas carreteras del país, especialmente en los cruces fronterizos, esa es la advertencia que ha llegado desde la empresa Czech Toll / Sky Toll que tendrá a su cargo el nuevo sistema de peaje electrónico.

Ejecutivos de la empresa han indicado que las complicaciones de tráfico previstas serán causadas por el registro lento de los transportistas. Hasta el momento, solo se han registrado 196.000 vehículos, lo que representa alrededor del 43 % de la cifra total.

Foto: Bára NěmcováFoto: Bára Němcová Los transportistas de la República Checa comenzaron a registrarse en el nuevo sistema de peaje electrónico el 22 de septiembre. A partir del 1 de diciembre, los transportistas que utilicen carreteras de peaje en la República Checa estarán obligados a tener sus vehículos equipados con una nueva unidad a bordo para esa fecha.

Según un modelo de tráfico encargado por Czech Toll / Sky Toll, la peor situación se espera en el cruce de Lanžhot en la frontera checo-eslovaca, cerca de la ciudad de Břeclav, que puede ver atascos de hasta 44 kilómetros.

También se espera que se formen colas de automóviles de hasta 20 kilómetros en los cruces fronterizos checo-polacos en Bohumín y Český Těšín.

Hasta ahora, los pequeños transportistas con flotas de hasta diez vehículos registraron unos 25 000 automóviles, alrededor del 8 % de su número total.

"El hecho de que los pequeños transportistas no se registren puede causar grandes complicaciones de tráfico en las fronteras, no solo para el transporte de carga sino también para los automóviles de pasajeros", dijo a la Agencia de Noticias Checa Matěj Okáli, gerente general de Czech Toll / Sky Toll.

En 2007 se introdujo un sistema de peaje electrónico para camiones en la República Checa. Está instalado en unos 1400 kilómetros de autopistas y carreteras de primera clase seleccionadas. El sistema fue operado por la empresa austriaca Kapsch. A partir de diciembre de este año, la tecnología de microondas actual será reemplazada por un sistema satelital operado por Czech Toll.

La compañía está controlada por el empresario checo más rico, Petr Kellner, que unió fuerzas con SkyToll, que opera el sistema de peaje de autopistas en la vecina Eslovaquia.

15-11-2019