Ministerio de Agricultura: el embargo de Rusia provocará pérdidas millonarias a los exportadores checos

26-08-2014

Las empresas checas exportadoras de alimentos sufrirán perdidas millonarias como consecuencia al veto que Rusia ha impuesto a la exportación de productos alimenticios provenientes de la UE, según los datos publicados este lunes por el Ministerio de Agricultura checo.

Foto: archivo de Radio PragaFoto: archivo de Radio Praga Rusia representa el destino principal de exportación de productos agrícolas procedentes de la República Checa. Tan solo el año pasado, la exportación de productos alimenticios al país más extenso del mundo benefició a los exportadores checos con más de 86,2 millones de euros.

Según el informe que este lunes ha sacado a la luz el Ministerio de Agricultura checo, en los próximos cuatro meses los exportadores checos podrían soportar pérdidas de entre 9 y 10 millones de euros, a causa del embargo ruso.

Las represalias de Rusia han afectado a todo el sector de la alimentación y sobre todo a los productores de leche que ya están buscando nuevos mercados donde vender sus productos.

En Bohemia del Sur el productor de leche Madeta sufrió las repercusiones del veto de Putin desde el primer momento: tan solo varias horas después de que se decretara la nueva medida en Moscú, los camiones de la firma lechera estaban a punto de cruzar la frontera cuando fueron enviados de nuevo a Chequia. Un total de quince toneladas de queso azul destinado al mercado ruso fueron devueltas a la fábrica checa de donde salieron.

Foto: Farmářské tržištěFoto: Farmářské tržiště Entre los productos más exportados a Rusia destacan la cerveza, leche, mantequilla, queso, huevos, helados, carne, aves de corral, carne roja, productos cárnicos enlatados, semillas de amapola y galletas. Según la representante de la Agropecuaria Checa, Dana Večeřová, el impacto del embargo ruso puede ser mayor de lo estimado en un primer momento, ya que aumentará la competencia entre los productores de la Unión Europea y caerán los precios de los productos alimenticios.

Los Ministerios de Comercio y Agricultura ya han creado un grupo de expertos para buscar otras formas de estimular este sector y encontrar vías de exportación alternativas. No obstante, cualquier forma de intervención o compensación del gobierno checo a este sector deberá de ser previamente aprobada a nivel europeo.

La UE anunció la semana pasada para los agricultores de frutas y hortalizas ayudas económicas valoradas en 125 millones de euros. Esta subvención, que pretende suavizar el impacto del embargo, tendrá algunas condiciones que todavía no se han hecho públicas.

26-08-2014