Los sindicatos piden una nueva subida del salario mínimo

16-03-2018

El Gobierno checo debería centrar sus fuerzas en elevar el salario mínimo en al menos 60 euros, piden los sindicatos. La patronal cree en cambio que sería mejor reducir las retenciones fiscales.

Josef Středula, foto: Jana Trpišovská, ČRoJosef Středula, foto: Jana Trpišovská, ČRo Este año el salario mínimo subió en la República Checa en 47 euros. La Confederación Checomorava de Uniones Sindicales considera que la tendencia debería mantenerse también este año, y acompañar así a la situación actual del mercado, donde se están produciendo subidas salariales.

El presidente de la Confederación, Josef Středula, anunció en entrevista para la Televisión Checa, que los sindicatos piden para el próximo año una subida de 60 euros, de manera que el sueldo mínimo se sitúe en los 540 euros.

"Si lo traducimos en euros la hora de trabajo con el salario mínimo es en la República Checa de 2,78 euros", comentó Středula. "Puede decirse así que Chequia tiene el sexto salario mínimo más bajo de toda la Unión Europea. Esto es algo que no responde a la productividad del trabajo ni a la fuerza de la economía checa".

Además, Středula recuerda que el gobierno anterior, del que también formaba parte el partido ANO, se comprometió a que el salario mínimo fuera del 40% del sueldo medio, y actualmente es del 38,6%.

Menos retenciones, pide la patronal

Foto ilustrativa: TheDigitalWay / CC0 / PixabayFoto ilustrativa: TheDigitalWay / CC0 / Pixabay Los representantes de la patronal no están de acuerdo. "Sospechamos que a los sindicatos no les importa el nivel de vida de los empleados, y que no se trata del salario mínimo. Si realmente les importara que la mano de obra sin cualificar tenga una mejora salarial, pedirían una rebaja de las retenciones fiscales y aportes a la Seguridad Social", afirmó a la agencia ČTK el portavoz de la Cámara Económica, Miroslav Diro.

La patronal argumenta esgrimiendo un estudio de la Universidad Económica de Praga del año 2015, que prueba que al subir el salario mínimo, los empresarios lo primero que hacen es reducir la jornada laboral de sus empleados, llegando incluso a despedir a algunos. Por cada cuatro euros que se aumenta el sueldo mínimo, se reducen las horas de trabajo un 0,6% y el número de empleados un 0,4%.

Actualmente trabajan cobrando el sueldo mínimo unas 132.000 personas en la República Checa, es decir, el 3,6% de los empleados.

El Gobierno en dimisión de Andrej Babiš asegura en su programa que establecerá normas claras para la subida del sueldo mínimo. Se trata de una demanda histórica de los empleadores, que de esta manera podrían prever el aumento de sus gastos y prepararse para ellos.

16-03-2018