Los precios de los inmuebles crecerán otro 10 por ciento hasta finales deaño

25-05-2017

Los inmuebles no solo se encuentran ahora en Chequia más caros que nunca, sino que la expectativa es que los precios sigan creciendo y se eleven un 10% a finales de año. El ritmo bajará en 2018 hasta el 7,5%. Es lo que predice un estudio de la Asociación para el Desarrollo de Bienes Raíces citado por el sitio web de noticias IHned.cz.

Foto: CC0 / PixabayFoto: CC0 / Pixabay Si ahora parece mal momento para comprar vivienda en Chequia, con precios más de un 10% superiores a los de 2016, en un futuro la situación podría ser aún peor. El precio de los apartamentos en la República Checa está creciendo fuertemente, con Praga y Brno registrando los aumentos más rápidos, según informa el servidor iHned.cz. Las principales razones de la tendencia son las bajas tasas hipotecarias, que han impulsado un aumento de la demanda y un repunte de los precios.

El informe recientemente publicado por la Asociación para el Desarrollo de Mercado Inmobiliario en colaboración de expertos del Banco Nacional Checo, estima un 10% ciento de crecimiento para el final de 2017 y un crecimiento más lento de 7,5%, para el próximo año.

Los expertos señalan que los cambios legislativos que afectan a los préstamos hipotecarios y el endurecimiento de las recomendaciones del banco central con respecto a las hipotecas deberían continuar moderando la tasa a la que suben los precios inmobiliarios.

En Praga, el precio de los apartamentos ya ha superado las tasas observadas en 2008, antes de la crisis financiera, dijo iHned.cz. Sin embargo, es una historia diferente fuera de la capital, con precios que permanecen entre un 2 y un 10 por ciento por debajo de sus niveles de 2008, según el Banco Nacional Checo.

La Asociación para el Desarrollo del Mercado de Bienes Raíces basó su décimo informe anual de este tipo en una encuesta de 70 expertos en el campo de la propiedad checa.

Los nuevos apartamentos en Praga registraron un crecimiento de precios de dos dígitos en 2016. El precio medio por metro de propiedades en la capital anunciado por los constructores supera en promedio los 2.800 euros.

La alta demanda también está empujando para arriba el precio de los apartamentos en edificios más viejos y relativamente pobres de la calidad. En algunos casos los pisos en edificios prefabricados de hormigón, los llamados "paneláky" superan en precio a los apartamentos nuevos.

De acuerdo con los pronósticos demográficos, la población de Praga debería crecer en 93.000 personas en 2030, lo que significa que se necesitarán 82.400 nuevos apartamentos. Para satisfacer esa demanda se necesitarían completar 5.500 nuevos apartamentos al año. Sin embargo, en promedio menos de 4.300 fueron completados en los últimos años.

25-05-2017