Los precios de cabañas y casas de campo se disparan

El alza de precios de inmuebles en la República Checa se ha extendido al mercado de las cabañas y casas de campo. Este tipo de residencias recreativas ha subido cerca de un 30% en el último año.

Foto ilustrativa: Magdalena KašubováFoto ilustrativa: Magdalena Kašubová Muchos checos dedican sus fines de semana y tiempo de vacaciones en cabañas y casas de campo, lugares que por largo tiempo han sido una parte integral de la vida en el país. Sin embargo, ahora quienes desean adquirir un nuevo inmueble para relajarse y escapar de las grandes ciudades, tienen que invertir una suma de dinero más alta que anteriormente.

Según un estudio citado por iDnes.cz de los monitores de mercado CeMap, que rastrean todo tipo de propiedades, las cabañas y casas de campo se han encarecido un quinto en el último año.

Los mayores aumentos de precio se han registrado en las regiones de Vysočina y Zlín, donde este tipo de vida en zonas rurales ha subido de precio un 40% año tras año. En la región de Liberec una cabaña cuesta un 30% más de lo que valía hace 12 meses.

Entre aquellos interesados en el mercado de las cabañas, están las personas que se han cansado del alto costo de apartamentos y casas en las principales zonas urbanas, reportó iDnes.cz.

Petr Ondrák de CeMap dijo que los compradores están optando por invertir en cabañas ya que cuestan considerablemente menos que las casas residenciales. Adicionalmente, es posible obtener una hipoteca si dicha propiedad está ocupada durante todo el año.

Goran Andonov de la agencia inmobiliaria Maxima Reality indica que personas jóvenes están comprando cabañas cerca de Praga ya que es su único medio para entrar en el sector de las propiedades.

Martin Fojtík de la compañía de analistas de mercado, Fincentrum Reality indicó que adultos mayores están trasladándose al campo a causa de la pérdida del poder adquisitivo de su familia.

Las cabañas y las casas de campo más caras ofrecidas por la agencia RE/MAX varían entre 390.000 y 545.000 euros. Reportó iDnes.cz.

El mayor número de ventas de cabañas se registra en Bohemia Central lo que refleja el hecho de que muchos de sus propietarios viven en Praga y no están dispuestos a conducir largas distancias.

Los checos tampoco están dispuestos a pasar mucho tiempo trabajando en sus casas de campo. De acuerdo con un portavoz de RE/MAX mientras en el pasado las personas usualmente mejoraban sus residencias gradualmente, hoy en día solo quieren ponerse a ello cuando se escapan durante los fines de semana.