Los juguetes de Chequia son populares en todo el mundo

18-12-2017

La República Checa es el mayor exportador de juguetes a nivel de la Unión Europea. Se especializa sobre todo en los juguetes de madera, metal o de peluche. En los últimos diez años las exportaciones de juguetes checos registran un aumento anual del 5%.

Foto: presentación oficial de IgráčekFoto: presentación oficial de Igráček Unas 270 pequeñas y medianas empresas nacionales se dedican en Chequia a la fabricación de juguetes. Por ejemplo, la compañía Efko, fundada en 1993, dispone de dos centros de producción y se especializa en la fabricación de puzles y otros juegos de lógica, naipes, así como de cubos de madera para niños.

Desde hace siete años produce igualmente unos pequeños muñecos de plástico llamados ‘Igráček’, una versión checa de los clicks de Playmobil, que representan a personajes de varias profesiones, como enfermera, policía, bombero, etc., y que son muy populares entre los niños.

Una tercera parte de la producción de Efko está destinada a la exportación a países como Holanda, Alemania, Corea del Sur, así como a Estados Unidos y Sudamérica. Gracias a la gran demanda, desde hace seis años Efko registra un crecimiento anual de entre el 8% y el 12%.

Por su parte, la compañía Detoa, con sede en los montes Jizerské, al norte de Bohemia, se especializa en los juguetes de madera, y en los últimos tres años su producción anual registra un crecimiento del 8%. El 65% de los juguetes de Detoa van destinados a los mercados extranjeros, a Japón, Lituania, Suiza, Bélgica, Estados Unidos.

Lo mismo vale para los muñecos de peluche, las mascotas. Su demanda aumenta constantemente, y están presentes en cada hogar donde hay niños.