Los checos siguen leyendo

28 euros, esa es la cantidad promedio anual por persona que los checos gastan en la compra de libros, audio libros y libros electrónicos. La República Checa sigue siendo un país de lectores.

Foto: Eva TurečkováFoto: Eva Turečková

Cifras proporcionadas por la empresa Kanzelsberger, que opera una red de librerías en el país, demuestran que los checos todavía practican el hábito de la lectura. Leen más que sus vecinos polacos, quienes gastan 23 euros en compras, pero un poco menos que los turcos, quienes invierten 30 euros. No obstante, según los datos proporcionados por Bookmag.org son los alemanes, los noruegos, los estadounidenses y los británicos, aquellos que más dinero gastan en la materia.

De acuerdo con la información brindada por la Federación de Libreros y Editores checa, en la República Checa el precio promedio de un libro ha aumentado. En 2014 cada libro costaba un promedio de 9.85 euros y en 2016 esta cifra subió a los 10.20 euros. Se trata de un número bajo ya que el precio promedio de un libro es más o menos equivalente al de una docena de cervezas.

El propietario de Kanzelsberger, Jan Kanzelsberger, subraya que las fiestas de fin de año contribuyen notablemente al lugar relativamente importante de la lectura dentro del estilo de vida y de la cultura checa, el libro todavía es un regalo tradicional.

Unos 15 500 libros fueron publicados en la República Checa en el 2016 para una suma total de 304 millones de euros, un 4% más que en el año 2015. Vale la pena resaltar que las ventas en línea han progresado en un 20% en el lapso de un año.