Los checos gastan una cantidad récord en juguetes

Hasta 266 millones de euros, un 7% más, gastaron los checos en juguetes en 2017, según un informe de la Unión de Juegos y Juguetes. Aumentó también la producción local de estos productos.

Foto ilustrativa: CC / PixabayFoto ilustrativa: CC / Pixabay El buen momento económico y el crecimiento de los salarios también se reflejó en 2017 en un mayor consumo de juguetes. Los adultos regalaron a los más pequeños productos por valor de 266 millones de euros, un aumento del 7% con respecto a 2016.

Según informa la Unión de Juegos y Juguetes, no solo las ventas se incrementaron, sino también la producción local. Esta aumentó en un 9%, hasta alcanzar un valor de 120 millones de euros. La mayor parte de los juguetes checos fueron destinados a la exportación. Las cuatro plantas de fabricantes de juguetes de titularidad extranjera que hay en Chequia produjeron productos por 243 millones de euros.

De esta forma, 2017 se convierte en el mejor año para la industria del juguete desde 2008. Precisamente el año pasado se fundaron en Chequia diez nuevas empresas de este sector, con las que se llega ya a las 280. De estas la gran mayoría, 117, se dedican a juguetes de madera, 50 a juguetes de tela y peluche, 37 a productos de cristal y 18 a juguetes metálicos o técnicos. En el sector trabajan 3.600 personas.

Las ventas por Internet se incrementaron un 12%. A través de la red se vendieron sobre todo juegos de construcción, sobre todo Lego, espcialmente sus ediciones de Star Wars y Minecraft. Le siguen los juegos de mesa, juguetes para chicas y juegos interactivos.

En cualquier caso la sensación de 2017 fue el Fidget Spinner, un utensilio giratorio antiestrés que de la noche a la mañana se convirtió en un fenómeno entre los niños. El Spinner se vendió sobre todo entre mayo y junio de 2017, y después las ventas empezaron a caer y no se recuperaron ni siquiera en Navidad.