Los checos están endeudados por más de 66.000 millones de euros

14-12-2015

Si bien es cierto que el consumo se ha incrementado en la República Checa, también lo ha hecho el endeudamiento de sus ciudadanos. Durante el tercer trimestre del año las deudas de la población crecieron en 2.800 millones de euros interanuales hasta llegar a los 66.600 millones.

Foto ilustrativa: Comisión EuropeaFoto ilustrativa: Comisión Europea Aproximadamente 3,1 millones de checos se encuentran comprometidos con algún tipo de préstamo, según datos del Registro Bancario y No Bancario a los que ha tenido acceso la agencia ČTK. De entre los endeudados, medio millón ha pedido créditos tanto a corto plazo como a largo.

En total, de acuerdo con las estadísticas del tercer trimestre de 2015, los checos deben en total 66.600 millones de euros, 2.800 más que en el mismo periodo del año pasado. Aunque la tendencia es a un mayor endeudamiento, de acuerdo con el director del Registro No Bancario de Información sobre Clientes, Jiří Rajl, hay que diferenciar entre deuda segura y de riesgo.

"El 70% de la deuda total de los hogares está formada por créditos hipotecarios y deuda a largo plazo, que se paga regularmente y no representa ningún riesgo", aseguró. "El resto son créditos a corto plazo, que son más difíciles de pagar".

El periodo prenavideño es especialmente propenso a la solicitud de préstamos. Según un estudio del Colegio de Ejecutores de la República Checa, este año pretende pedir un crédito para comida o regalos 1,3 millones de personas. "Nos ha sorprendido que 265.000 personas, es decir, el 20% de los que quieren pedir dinero en Navidad, haya estado o esté actualmente en bancarrota y bajo una ejecución de propiedades", afirmó el portavoz del citado Colegio, David Sahula. "Incluso hemos registrado casos en los que una persona con más de diez embargos considera pedir un préstamos para las fiestas".

El mayor volumen de crédito lo ha pedido gente en edad entre 35 y 44 años, lo que responde al hecho de que este es el periodo vital en el que se normalmente solicita una hipoteca para vivienda. No es sin embargo el grupo social de mayor riesgo. "Los que se hallan en mayor peligro de no devolver sus deudas son los más mayores, a partir de 55 años", explica Jiří Rajl. "En los créditos a corto plazo son con diferencia los que más se quedan sin pagar".

Actualmente el 9% de los créditos a corto plazo acaban sin ser devueltos. En el tercer trimestre del año los acreedores reclamaban un total de 1.880 millones de euros.

14-12-2015