Los checos dependen más de la importación de vegetales

La importación de vegetales en la República Checa crece, así lo reporto la agencia de noticias ČTK. Según la información de la Oficina Checa de Estadísticas, el comercio exterior de vegetales cuenta con un déficit de casi 425 millones de euros.

Foto ilustrativa: Jaroslav MachFoto ilustrativa: Jaroslav Mach En el año 2009, el valor la importación de verduras en la República Checa se encontraba en los 350 millones de euros, sin embargo durante el año pasado esa cifra subió a 541 973 millones de euros. La cantidad de vegetales importados aumentó de 648 000 toneladas en el 2009 a casi 856 000 toneladas el año pasado. Mientras que las exportaciones incrementaron de 150 000 toneladas en el 2009 a 191 000 toneladas.

Cada checo consume en promedio 81 kilos de vegetales al año, 54 de esos kilos son importados. De acuerdo con Jaroslav Zeman, director del Sindicato de Verduras Checas, los vegetales cosechados en la República Checa solo cubren alrededor de un tercio del consumo local.

La mayoría de los vegetales importados al país son de Holanda, España, Polonia, Alemania e Italia. Mientras que Holanda y España abastecen al mercado checo con tomates y pepinos, los agricultores polacos importan cebolla, repollo y coliflor.

Actualmente, las verduras en Chequia son cultivadas en un área de 10 000 y 11 000 hectáreas. Durante el 2017 los agricultores checos produjeron 265 000 toneladas de vegetales. Este año, se predice que la cosecha baje aproximadamente un 15% debido al período prolongado de sequía del verano.

Los vegetales tradicionalmente cosechados en el país son cebolla, repollo, guisantes, patata y zanahoria. Gracias a una fuerte demanda de tomate cherry, se han construido un número creciente de invernaderos alrededor del país en los últimos años.