Los alquileres de las oficinas en Praga bajarán o se estancarán

14-10-2014

Los propietarios de los edificios de oficinas en Prag esperan que el próximo año los alquileres bajen o se estanquen. El congelamiento de los precios se supone que continuará también en 2016, según se desprende de un estudio realizado por CEEC Research y KPMG.

Foto: Tomáš AdamecFoto: Tomáš Adamec El alquiler de las oficinas en la capital checa lleva bajando ya un tiempo, y desde principios de año se sitúa en entre 18,5 y 19,5 euros por metro cuadrado en el caso de despachos de primera categoría en el centro urbano. En las afueras de la ciudad el alquiler mensual de una oficina moderna oscila entre 13 y 14,5 euros por metro cuadrado.

Las nuevas construcciones y el descenso de la demanda bajará aún más estos precios, según supone un 38% de las empresas propietarias de este tipo de edificios encuestadas en el estudio. La mitad cree que los alquileres han tocado ya fondo y que se estancarán. Solo un 8% de las encuestadas piensa que los alquileres subirán. El 84% está convencido de que esta tendencia continuará en 2016.

Los propietarios de edificios de oficinas tendrán que acostumbrarse a un interés menor por sus dependencias. "De acuerdo con el desarrollo que se prevé del mercado inmobiliario para 2015-2016, podemos más bien suponer que la demanda crecerá a un ritmo más lento. Es de esperar que los proyectos de menor calidad, situados fuera de las zonas de oficinas más atractivas, sufrirán esta tendencia más que los proyectos de mayor calidad", comentó la directora de HB Reavis Group CZ, Olga Humlová.

El director de la compañía de análisis CEEC Research, Jiří Vacek, advierte que la evolución del mercado influirá sobre todo a los proyectos que concluirán en los dos próximos años: "Al mismo tiempo toda una serie de clientes acaban en este periodo sus contratos de alquiler y tendrán que considerar si los renuevan o si aceptan otras ofertas. Esto creará una fuerte presión en el precio de los alquileres, que en algunos tipos de inmueble seguirá bajando. Los clientes son actualmente más exigentes en cuanto a calidad y servicios complementarios, y quieren también precios mínimos".

La extensión total de las superficies de oficinas en Praga rebasó a mediados de año los 2,96 millones de metros cuadrados, de los que el 14,6% no están ocupados, un 1% más que en el periodo anterior.

14-10-2014