Las relaciones comerciales checo-sauditas en el punto de mira

08-06-2015

Unas supuestas polémicas declaraciones del presidente de la República Checa que han aparecido en algunos medios de Arabia Saudí podrían dar al traste con las relaciones comerciales entre ambos países. Una situación que desde Praga no han tardado en desmentir.

RiadRiad Más de 5.000 kilómetros separan Praga de Riad, la capital de Arabia Saudí, uno de los países árabes más ricos del planeta gracias a ser el mayor exportador de crudo del mundo. Toda una oportunidad para las relaciones comerciales que ahora podrían haberse visto truncadas debido a unos comentarios ofensivos del presidente checo Miloš Zeman.

Según algunos medios de comunicación, en especial el diario árabe Al-Watan, el rico reino del petróleo habría congelado las actividades comerciales entre ambos países en respuesta a los comentarios supuestamente ofensivos del presidente Miloš Zeman sobre los musulmanes. La medida, según el diario, fue ordenada por el gobernante saudí, el rey absolutista Salman bin Abdulaziz Al Saud.

Par el primer ministro checo, Bohuslav Sobotka, dichas informaciones son falsas y en nada se parecen con el estado actual de las relaciones checo-sauditas, de hecho, Praga pretende impulsar aún más dichas relaciones.

Por su parte, el vicepresidente de la Cámara de Comercio checo-saudí, Jakub Koudela, dijo al portal de noticias Novinky.cz que los comentarios que el presidente Zeman realizó describiendo al Islam como una religión agresiva e intolerante databan de hace cuatro años, por lo que estaban sacados de contexto, más aún cuando la Cámara de Comercio que aúna los intereses de ambos países se creó a finales del año pasado.

Algunos analistas sugieren que estas informaciones polémicas sobre las relaciones checo-saudíes pueden haber sido provocadas por alguna disputa comercial que involucre a algunas empresas.

08-06-2015