Las e-shops checas esperan ventas récord este año

21-11-2017

Las tiendas virtuales de la República Checa se preparan para el Black Friday, la primera prueba de carga importante antes del frenesí de las compras navideñas.

Foto: blackzheep, FreeDigitalPhotos.netFoto: blackzheep, FreeDigitalPhotos.net Las tiendas electrónicas son cada vez más populares en Chequia y este año se espera que sus cifras de ventas superen los 2.500 millones de euros por primera vez en la historia.

A medida que se acerca la Navidad, las tiendas electrónicas compiten contra el tiempo para satisfacer la creciente demanda. La mayoría se ha reforzado empleando un pequeño ejército de ayudantes de temporada e introduciendo tres turnos para entregar las mercancías a tiempo antes de las vacaciones de Navidad.

Los eventos de ventas como Black Friday, Cyber ​​Monday y días seleccionados en los que las entregas son gratuitas pretenden reactivar la fiebre de las compras antes de Navidad.

Sólo en el Black Friday se espera que Mall.cz empaquete 75.000 compras y contrate un tercio más de empleados para el mes de diciembre. Notino ha aumentado a 400 empleados regulares a 1.000 durante las próximas cuatro semanas y entregará 240.000 paquetes en los próximos días.

Las ventas electrónicas se han vuelto cada vez más populares entre los checos y las tiendas electrónicas han visto sus ventas casi duplicarse en los últimos cinco años: de 1.300 millones de euros en 2012 a 2.450 millones el año pasado. Este año deberían cruzar fácilmente la marca de los 2.500 millones, con estimaciones que los sitúan en alrededor de 2.930 millones de euros. Solo en Navidad deberían registrarse ventas electrónicas por valor de alrededor de 1.500 millones de euros. El año pasado, las tiendas electrónicas tuvieron un 9,5% del mercado y este año deberían obtener más del 11 por ciento.

El número de E-shops en el mercado alcanzó un pico en 2014 cuando había más de 37.000. A pesar de una ligera caída desde entonces, a poco más de 36.000 el año pasado, el mercado electrónico todavía está superpoblado. Los expertos predicen muchas fusiones, no solo entre comercio virtuales, sino también con tiendas físicas que luego sirven como puntos de entrega y base de operaciones para tiendas virtuales.

Foto: Eva TurečkováFoto: Eva Turečková Mientras tanto, las tiendas convencionales están haciendo un gran esfuerzo para luchar contra la creciente competencia, particularmente en torno a las vacaciones, bajando el precio de sus productos a casi el equivalente de lo que costaría en una tienda electrónica y ofreciendo descuentos especiales en ventas. Algunos están tratando de compensar la creciente presión mediante la creación de ventas electrónicas propias, como la tienda de descuentos Lidl, que ofrece ropa y equipos de jardinería en línea. Tesco que vende productos alimentarios por Internet tiene 430.000 clientes registrados. Globus tiene una tienda de vinos seleccionada en línea.

El hecho de que comprar en línea sea cada vez más seguro es un factor importante a la hora de decantarse por este tipo de comercios, así como el hecho de que, con solo un clic, pueden comparar precios en diferentes tiendas de Internet y seleccionar lo que más les conviene sin tener sumergirse en la fiebre prenavideña en las tiendas normales y realizar su propia encuesta de precios.

Libros, perfumes, ropa y juguetes son los productos que se compran más frecuentemente por Internet y los expertos del mercado predicen que la selección se ampliará gradualmente y, como en los Estados Unidos, la presión sobre las tiendas físicas aumentará de forma constante, resultando en que muchas de ellas dejarán de funcionar.

21-11-2017