Las contribuciones de las empresas checas a la Seguridad Social, de las más altas del mundo

24-02-2014

Las empresas checas pagan una de las mayores contribuciones a la Seguridad Social y al Seguro Médico del mundo. Estas tasas constituyen ya el 34% del salario bruto, mermando la competitividad y retrasando la creación de empleo, según los expertos.

Foto ilustrativa: Eva OdstrčilováFoto ilustrativa: Eva Odstrčilová Por cada empleado, las empresas checas deben pagar una contribución del 25% del salario bruto a la Seguridad Social, y un 9% al Seguro Médico, que en la República Checa funcionan por separado. Según la agencia Deloitte, se trata de una de las proporciones más altas del mundo: por encima solo se sitúan Francia, Ucrania, Rusia, Bélgica y la vecina Eslovaquia.

De acuerdo con expertos de la misma Deloitte, se trata de una situación que lastra la competitividad de la República Checa a la hora de atraer nuevos inversores en el marco europeo. Por otro lado, los empresarios también se quejan de que estas altas contribuciones impiden que se esté volviendo a crear empleo. "Cuantas más altas contribuciones, más complicado se hacer decirse si contratar o no a un nuevo trabajador", asegura el director financiero de la constructura Swietelsky, Jan Honek.

Los expertos apuntan que este es también uno de los motivos por el que las empresas checas prefieren colaborar con trabajadores autónomos en lugar de contar con empleados fijos. Los cuentapropistas también les proporcionan mayor flexibilidad, por ejemplo en el caso de que deseen prescindir repentinamente de sus servicios.