La tormenta Eberhard causó enormes daños en los bosques checos

13-03-2019

La tormenta Eberhard, que el último fin de semana atravesó el territorio checo, devastó cerca de 1 millón de metros cúbicos de madera en los bosques locales, de acuerdo con datos preliminares de la empresa estatal Bosques de la República Checa, que administra casi la mitad de las áreas boscosas.

Foto: Barbora NěmcováFoto: Barbora Němcová La cantidad de madera devastada por la tormenta Eberhard representa alrededor del 8% de la extracción de madera planificada para este año, correspondiente a 12.5 millones de metros cúbicos. Para hacerse una idea, un millón de metros cúbicos de madera equivale a un millón de árboles aproximadamente.

Los daños serán especificados después de ser reunidas las informaciones correspondientes durante los próximos días y semanas. Según sostuvo la portavoz de la compañía Bosques de la República Checa, Eva Jouklová, los guardabosques no recomiendan a los ciudadanos entrar tanto en los bosques en las zonas rurales como en los parques-bosques en las ciudades, en vista de que existe el peligro de caída de ramas o de árboles enteros.

Los árboles caídos o seriamente afectados hay que talarlos y procesarlos cuanto antes, porque si se dejaran más tiempo en el lugar, podrían convertirse en una nueva fuente de la plaga del escarabajo de la corteza. Este escarabajo causa desde hace años serios daños en los bosques de Chequia.

Hasta el presente, la tormenta más fuerte que ha afectado a la República Checa fue la llamada Kyrill, que en 2007 devastó más de 6 millones de metros cúbicos de madera, ocasionando con ello daños por un valor de unos 39 millones de euros.