La recogida selectiva de basura en Chequia es una de las más efectivas de Europa

26-11-2015

La separación de basura se ha convertido en una actividad de gran popularidad entre los ciudadanos de la República Checa. La recogida selectiva de desechos se justifica, además que en este país resulta más barata que en otros estados de la Unión Europea, según se desprende de un reciente estudio del Centro de Análisis Económicos y del Mercado.

Foto: Tomáš Adamec, foto: Radiodifusión ChecaFoto: Tomáš Adamec, foto: Radiodifusión Checa Los positivos resultados en cuanto a la recogida selectiva de basura en la República Checa se deben a la amplia y efectiva propagación entre la población de los beneficios que esta responsable postura de los ciudadanos trae al medio ambiente, así como a un buen sistema de la separación de basuras.

Mientras que en Chequia por ejemplo, los fabricantes de los embalajes pagan todos los gastos vinculados con la separación de los desechos, en Francia pagan las tres cuartas partes y en Gran Bretaña sólo una décima parte. En otros lugares los clientes pagan por los embalajes directamente en los comercios, junto con el precio del producto alimentario que contienen.

De la diferencia de los sistemas se desprenden también las desemejanzas en la efectividad de la separación de los residuos. Así, los gastos anuales por el reciclaje de los embalajes de los hogares en la República Checa alcanzan unos 5 euros por persona. En Alemania, a su vez llegan a 12 euros por persona y en Austria incluso a 19 euros.

En la separación de desechos los checos ocupan el sexto lugar a nivel europeo. En el primer puesto se sitúa Bélgica, seguida de Irlanda, Suecia, Alemania y Holanda. Y en el reciclaje de botellas plásticas y otros embalajes de este material, a los checos les corresponde el segundo lugar entre los Veintiocho.

No obstante, mucho queda todavía por mejorar, afirman los especialistas. En cuanto a las latas, los checos casi no las separan y en los pueblos más pequeños encontrarían un mínimo de contenedores de color de plata, destinados justamente a este tipo de desechos. A su vez en Alemania se orientan mucho precisamente a la recogida de este tipo de envases.

En cuanto a los resultados globales del reciclaje de los residuos, el año pasado fue reciclado en Chequia el 75% de los embalajes vendidos en el mercado. Esto responde a unos 96 kilos por persona.

26-11-2015