La productividad de los cultivos checos disminuirá respecto a 2016

14-08-2017

Las cosechas de cereales básicos y de plantaciones como la colza sufrirán un descenso generalizado en su producción en la segunda mitad de este año, según ha informado la Oficina de Estadística Checa. La causa principal tiene que ver con una reducción en el rendimiento por hectárea.

Foto: Štěpánka BudkováFoto: Štěpánka Budková Las cifras referentes a la productividad de varios tipos de cultivos en República Checa no son muy alentadoras para los agricultores. Se espera que la obtención de cereales básicos alcance los 6,7 millones de toneladas, un 13,2% menos que en 2016 y un 4,2% menos que hace 10 años. Los motivos se centran en la disminución de un 13,1% del rendimiento por hectárea, sin variar la superficie de siembra.

Solo se espera cierta mejora en las cosechas del trigo de primavera y de avena, por haber ampliado sus terrenos. Por el contrario, los cereales más afectados esta temporada serán el trigo otoñal, la cebada de primavera y la cebada otoñal.

La producción de semillas de colza también se ha visto afectada en 2017 por las mismas razones que el cereal. Los números han caído en 160.000 toneladas en un año, aunque la superficie de siembra se ha expandido ligeramente respecto a 2016 (+0.3%). A pesar de la pequeña mejora, la situación de la colza ha empeorado en los últimos cinco años, con una reducción del 10,7% en el rendimiento por hectárea.

Por su parte, otros cultivos como las semillas de amapola también han visto reducidos sus frutos cinco veces por debajo de la media de 2016, llegando este año a producir 23.000 toneladas.