La mitad de las rebajas en Chequia son engañosas, afirma la Inspección

08-09-2015

Una investigación de la Inspección Comercial Checa ha desvelado que un 47% de las rebajas y ofertas presentan algún tipo de irregularidad. Desde comienzos de abril la entidad ha impuesto unas 400 multas en ese sentido.

Foto: Tomáš Adamec, Radiodifusión ChecaFoto: Tomáš Adamec, Radiodifusión Checa A lo largo de una campaña para descubrir la veracidad de las rebajas, la Inspección Comercial Checa revisó entre abril y junio de este año 1.049 comercios. De ellos el 47% presentaba algún tipo de irregularidad, sobre todo en lo relativo a la presentación del precio.

Por ejemplo, un truco común es presentar el precio original tachado y después el descuento que se le aplica. Se trata de una práctica engañosa, ya que no se presenta el precio final y el consumidor no sabe lo que va a pagar en caja, ni si se aplica el IVA a la rebaja. A veces los inspectores descubrieron que el precio después del cálculo ni siquiera se correspondía con lo pagado en caja.

Por este tipo de infracciones la entidad repartió unas 400 multas por un valor total de 111.000 euros. El comercio que pagó la multa más alta fue la cadena de supermercados Ahold, seguida de su competidor en el sector Penny Market y la compañía de grandes almacenes Tesco. Las regiones con más irregularidades fueron Karlovy Vary y Pilsen, las que presentaron menos fueron Praga y Bohemia Central.

La Inspección advierte que los checos aman las rebajas, y los comerciantes lo saben muy bien y se aprovechan de eso. Por ello recomienda calcular siempre el precio y comprobar en caja si se corresponde con lo marcado en el recibo.