La mayoría de los checos cobran de una vez los pagos de sus planes de pensiones privados

La mayoría de los checos prefieren cobrar de una vez el reembolso de sus planes de pensiones privados, las mujeres más a menudo que los hombres.

Foto ilustrativa: Tibor Janosi Mozes / Pixabay CC0Foto ilustrativa: Tibor Janosi Mozes / Pixabay CC0 Cerca de 4,5 millones de personas en la República Checa disponen de planes de pensiones privados. En la jubilación pueden recibir el dinero de forma mensual u obtener la suma entera de una vez.

Según la Asociación de Sociedades de Pensiones, en la actualidad la gran mayoría de los checos optan por obtener la pensión entera en el momento en que surge el derecho. Muchas personas ya saben de antemano cómo van a invertir el dinero.

La Asociación indica que casi nueve de cada diez checos requieren el pago de una vez. Marcel Homolka, director de la Sociedad de Pensiones del banco Česká spořitelna, explica que la pensión no es una opción ideal para todos los ciudadanos.

“No todos tienen ahorros suficientes para que la pensión sea rentable. Los hombres reciben la pensión más a menudo que las mujeres, porque suelen ahorrar más dinero”.

Las grandes empresas como los bancos ČSOB o Česká spořitelna indican que principalmente las mujeres checas requieren la cantidad total de la pensión de una vez.

Jan Sedláček, portavoz de la Asociación de Sociedades de Pensiones, destaca que en los últimos años la situación ha cambiado y que el número de personas que optan por el pago gradual de la pensión ha subido en los últimos años.

“Desde el año pasado hemos registrado un aumento de un 20% de las personas que retiran la pensión en partes. Creemos que esto se debe al hecho de que haya una ventaja fiscal. Si una persona elige el pago de la pensión para un período de por lo menos diez años, el ingreso no está sujeto a impuestos”.

Según economistas, el pago mensual de la pensión tiene más ventajas que el pago de una vez. Petr Zámečník del servidor investujeme.cz afirma que los pensionistas pueden elegir entre el pago de la pensión de vida o a plazo fijo, para un período de diez años como mínimo.

“Si una persona elige la pensión de vida y muere dentro de un mes después de firmar el contrato, consigue solo un pago de la pensión, y sus herederos no reciben nada del dinero ahorrado. Por otro lado, si una persona llega a una edad avanzada, se le devolverá un múltiplo de la cantidad original”.

Zámečník añade que con la pensión a plazo fijo, los herederos se ganan el derecho al dinero ahorrado.

Para que sea ventajosa la pensión, deberían ahorrarse por lo menos 120 euros al mes. Sin embargo, muchas personas no pueden permitirse cargar este importe con regularidad. La suma promedio que los checos ahorran para la pensión es de aproximadamente 27 euros al mes.