La mayoría de coches de segunda mano tienen averías

04-02-2019

En los automóviles de segunda mano en Chequia es frecuente encontrar defectos, según se desprende de un estudio llevado a cabo por la Asociación de Comercio de Coches Usados.

Foto ilustrativa: Unsplash, Pixabay / CC0 Public DomainFoto ilustrativa: Unsplash, Pixabay / CC0 Public Domain El 64% de los checos que compraron un coche usado durante 2018 manifestaron haber encontrado algún fallo en el automóvil o alguna reparación tras un accidente. Esta cifra supone un 6% más respecto al año anterior.

Entre los problemas más frecuentes, el 23% de los encuestados se refirió a fallos en la electrónica del coche. El 12% señala que el automóvil tenía alguna avería de la que no se les había advertido previamente. Por otro lado, un 11% indicó que había encontrado problemas en el motor.

Los gastos necesarios para arreglar dichas averías no superaron en el 72% de los casos los 780 euros. Sin embargo, en el 23% de los casos la inversión necesaria fue de hasta 1900 euros, y para un 5% de los afectados fue incluso superior a 2000 euros.

El aumento de estos problemas coincide con una subida del porcentaje de usuarios que compran un coche de segunda mano sin estudiar bien su origen y su historial. Según la Asociación de Comercio de Coches Usados, el 76% de los clientes no comprobó el origen del coche.

En lo que se refiere a las marcas más buscadas en el mercado de los coches usados, siguen dominando Škoda, Volkswagen y Ford.