La inflación sigue baja en Chequia: 0,3% en marzo

11-04-2016

El crecimiento interanual de los precios de los productos de consumo se desaceleró en marzo, pasando del 0,5% que se registró en febrero al 0,3%. La principal causa fue la bajada de los precios del combustible, que contrarrestaron el encarecimiento del alcohol y el tabaco.

Foto ilustrativa: FreeImagesFoto ilustrativa: FreeImages Los datos hechos públicos por el Instituto Checo de Estadística confirman en la República Checa una inflación extraordinariamente baja, que además se ha visto reducida en los últimos dos meses. Tras la última bajada, que sitúa el crecimiento de los precios en el 0,3% interanual se encuentra el descenso del valor de los combustibles en un 15,3% y el abaratamiento de otros productos como los cereales, la carnes, los huevos, los lácteos y el azúcar.

Por contra se encareció la verdura, el agua corriente, el calzado, la ropa y los servicios de restaurante- Subidas especialmente significativas sufrieron la frura (2,5%), el tabaco (2,4%) y el alcohol (3,6%).

La baja inflación continuará unos meses más, según vaticinan los expertos consultados por la agencia ČTK, para acelerar hasta el 1% a partir de la segunda mitad del año, cuando se esperan repuntes en los precios de los combustibles y los alimentos

Aun así no parece haber riesgo de deflación, es decir, de un descenso generalizado de precios, por lo que el ritmo tan bajo de alza de los precios no es considerado un problema por los economistas checos. Se espera de hecho que ayude a recuperar el consumo de los hogares.