La fiebre del oro vuelve a Zlaté Hory

14-04-2015

El Ministerio de Industria y Comercio checo ha preparado una nueva política de materias primas que potencia la minería de metales como el oro. La ciudad de Zlaté Hory, en la cordillera Jeseník, con un 11% de paro, es uno de los lugares donde la minería podría retomarse.

Foto: ČT24Foto: ČT24 La fiebre del oro ha vuelto a las tierras checas. Tras más de dos décadas sin apenas actividad, ahora el Ministerio de Industria y Comercio ha preparado una nueva política de materias primas que pretende dar un impulso a la extracción de algunos metales, en especial el oro.

La principal beneficiada de la decisión que el ministro del ramo, el socialdemócrata Jan Mládek, anunció este lunes, será la ciudad de Zlaté Hory, cuya traducción al español es Montañas de Oro. Con un 11% de paro, la decisión ha entusiasmado a sus habitantes, como reconoce su alcalde, Milan Rác.

La mina de oro de Zlaté Hory, foto: ČT24La mina de oro de Zlaté Hory, foto: ČT24 La empresa estatal Diamo ha sido la que se ha encargado de elaborar un estudio de viabilidad sobre la minería de oro en Zlaté Hory. Uno de sus responsables, Pawel Koscielniak, estima que en los depósitos de oro de la zona podría haber aún entre tres y nueve toneladas de oro.

La minería en esta región comenzó entre los siglos X y XI y perduró hasta la década de 1990, cuando el precio de la onza de oro era de 270$ (Ahora ronda los 1.300$).

"La condición –para que la minería vuelva- es que sea rentable desde el punto de vista económico", dijo Mládek, añadiendo que la minería de uranio va a terminar en el país en el año 2017 debido a los precios desfavorables.