La falta de mano de obra frena las exportaciones

18-01-2018

El ritmo de crecimiento de las exportaciones checas desacelerará este año a raíz del fortalecimiento de la moneda checa y la escasez de la mano de obra.

Foto: Gerd Altmann, Pixabay / CC0Foto: Gerd Altmann, Pixabay / CC0 Las exportaciones de las empresas checas registraron un aumento interanual del 5% el año pasado, superando las ventas la cifra de 165.000 millones de euros. La Asociación de los Exportadores supone, no obstante, que el ritmo de crecimiento de las exportaciones se desacelerará este año a causa de la falta de mano de obra, la insuficiente capacidad de producción de las empresas, y el fortalecimiento de la moneda nacional checa, la corona.

“La industria automovilística, que ha estado siempre a la cabeza de las exportaciones, alcanzó su punto culminante en tres categorías de las seis en total, y en algunos sectores registra un marcado decrecimiento en comparación con la situación en 2016”, sostuvo el vicepresidente de la anteriormente mencionada Asociación, Otto Daněk.

Otto Daněk, foto: Archivo de la Universidad de PardubiceOtto Daněk, foto: Archivo de la Universidad de Pardubice Junto con ello, según agregó Daněk, cabe tener en cuenta que la oferta de la mano de obra es mucho más baja de lo que indican las estadísticas. No todos los puestos vacantes son ofrecidos a través de las Oficinas de Trabajo, además que una parte de los cesantes que reciben subsidios de desempleo de parte del Estado trabaja simultáneamente en el marco de la economía sumergida.

De acuerdo al Índice de Exportación, para el primer trimestre de 2018 se contaba con un potencial de crecimiento de las exportaciones checas de más del 10%. Sin embargo, los más de 210.000 puestos de trabajo vacantes, junto con otros factores de temporada, frenan el crecimiento de las exportaciones, por lo que se puede esperar que su ritmo alcance el 5% como máximo, indican los economistas.