La empresa energética ČEZ venderá sus compañías extranjeras

28-05-2019

En los últimos 15 años, el gigante de la energía en Chequia, la compañía ČEZ, se ha hecho cargo de varias empresas en otros países de Europa Central, Oriental y otros lugares. Ahora, sin embargo, la compañía está cambiando su enfoque con una nueva estrategia.

Daniel Beneš, foto: Filip Jandourek, ČRoDaniel Beneš, foto: Filip Jandourek, ČRo La empresa energética ČEZ está llevando a cabo un cambio considerable en su estrategia. En lugar de esforzarse por convertirse en un actor importante en la región, la firma semiestatal está planeando liberarse prácticamente de casi todas sus compañías no checas, reveló el director ejecutivo de la empresa, Daniel Beneš, durante una entrevista.

Daniel Beneš dijo al periódico Hospodářské Noviny que la estrategia de ČEZ se centraría más en la República Checa, y se convertiría en su mercado prioritario. Añadió que la compañía que cotiza en Praga esperaba recaudar miles de millones de euros con la venta de sus activos internacionales.

Este dinero se destinará principalmente a la construcción de nuevas fuentes de energía renovable, modernizando la red de distribución de la República Checa y, quizás, construyendo nuevas unidades nucleares.

Foto: 12019 / Pixabay CC0Foto: 12019 / Pixabay CC0 Hospodářské Noviny señaló que la razón principal del nuevo enfoque era el hecho de que las empresas extranjeras de ČEZ, específicamente en los Balcanes, no habían resultado particularmente lucrativas: si bien ha invertido más 2 700 000 000 de euros en expansión, los dividendos han alcanzado poco más de 770 000 euros.

Junto con el intento de venta de sus empresas en Bulgaria, un proceso que ya lleva en curso un año, ČEZ también está tratando de vender sus empresas en Turquía y Rumanía, incluido un enorme parque eólico.

Beneš expresó que él y sus compañeros también estaban evaluando la venta de dos plantas de carbón en Polonia, lo que reduciría el nivel de emisiones de CO2 dentro del grupo ČEZ.

Hospodářské Noviny escribió asimismo que aún quedan dudas sobre el futuro de los activos en Francia y Alemania. La empresa ha comprado parques eólicos en ambos países en los últimos años y actualmente está construyendo. El director ejecutivo de la empresa concluyó diciendo que completarían los proyectos y luego considerarían qué hacer.

El próximo mes se llevará a cabo una reunión general donde se aprobará el nuevo concepto de ČEZ, con el Estado checo, que posee el 70% de sus acciones, para llegar a una decisión final.

Andrej Babiš, foto: Archivo del Gobierno checoAndrej Babiš, foto: Archivo del Gobierno checo Hospodářské Noviny informa que fuentes de la gerencia de ČEZ han dicho que el cambio de rumbo ya se ha discutido con el primer ministro Andrej Babiš.

Si bien lo niega, también le dijo al diario que había criticado durante mucho tiempo la política de expansión internacional, la cual había resultado infructuosa en varios aspectos.

Si ČEZ hubiera invertido en la República Checa, el país ya habría tenido una nueva unidad nuclear desde hace algún tiempo, dijo Babiš al periódico.

Daniel Beneš no ha descartado la posibilidad de que el dinero proveniente de la venta de fondos financie las nuevas unidades discutidas. Y dijo que de esa forma la compañía estaría en una mejor posición para desarrollarse en todos los segmentos, incluido el nuclear.

28-05-2019