La compañía Cooper ofrecerá nuevos puestos de trabajo

27-07-2016

La compañía estadounidense Cooper Standard Automotive, inició este martes la edificación de una nueva planta en la zona industrial de Bystřice nad Pernštejnem, en la Meseta Checo-Morava. A más tardar en 2020, esta nueva fábrica, cuyo coste se calcula en unos 37 millones de euros, dará trabajo a unas 450 personas.

Cooper Standard Automotive, foto: ČTCooper Standard Automotive, foto: ČT La multinacional Cooper Standard Automotive, especializada en la fabricación de tubos de combustible y sistemas de frenado, así como en el sellado de puertas y ventanas de automóviles, tiene una sucursal en Chequia, concretamente en la ciudad de Žďár nad Sázavou. La cifra de ventas anuales de esta planta, con unos mil trabajadores, es de unos 129 millones de euros.

Con el fin de ampliar su producción en este país, la compañía procedió ahora a la construcción de una nueva planta en la cercana localidad de Bystřice, que se especializará en la fabricación de tubos de combustibles y sistemas de frenado. El primer ministro checo, Bohuslav Sobotka, quien asistió a la colocación de la piedra fundamental, aplaudió este proyecto de inversión. La región de Vysočina es una de las económicamente más débiles del país y con un alto índice de desempleo.

Según datos de la Oficina de Trabajo, unas 500 personas buscaban trabajo en mayo pasado en la ciudad de Bystřice pod Pernštejnem. En vista del esperado cierre este año de la mina de uranio junto al cercano pueblo de Rožná, alrededores de otros 300 habitantes de la zona quedarán pronto sin trabajo. Frente a esta situación el Gobierno checo prometió ayudar en la finalización de la construcción de la zona industrial de Bystřice, destinando a ese fin unos 630.000 euros.

27-07-2016