La Cámara Baja rechaza la constitución financiera

12-02-2014

La Cámara Baja checa rechazó la ley sobre la Constitución Financiera presentada por el partido TOP 09. El proyecto se proponía introducir el llamado ‘freno de deudas’, medida que debería parar el crecimiento del déficit presupuestario.

Foto ilustrativa: Filip JandourekFoto ilustrativa: Filip Jandourek Los diputados checos rechazaron la ley sobre la Constitución Financiera. Contra el proyecto se pronunciaron sobre todo los legisladores de la coalición gubernamental, integrada por la Socialdemocracia, el movimiento ANO y el democristiano Partido Popular. También lo rechazaron algunos diputados del movimiento Úsvit. El jefe del Comité Presupuestario, Václav Vondra, criticó el proyecto indicando que no refleja la realidad actual.

El proyecto suponía que el Gobierno y el Parlamento se comprometerían que la deuda estatal no superaría en el futuro el 60% del PIB. Y en caso de que la deuda estatal se encontrara entre el 45 y 50% del PIB, el Gobierno tendría que informar de inmediato a la Cámara de Diputados sobre los motivos de la superación del límite establecido y sobre los pasos para desacelerar el crecimiento del déficit.

El jefe de la facción parlamentaria de TOP 09 y Alcaldes, Miroslav Kalousek, se mostró decepcionado por el resultado de la votación. “La aprobación de la constitución financiera es una medida con la queríamos asumir la máxima responsabilidad con respecto a las futuras generaciones”, indicó. Kalousek agregó que la constitución aseguraría el cumplimiento de las exigencias fiscales comunitarias.