JTEKT destinará una nueva inversión en Pilsen

14-07-2015

La filial checa del gigante de coches japonés Toyota, fabrica sistemas de dirección para los coches pequeños europeos. Después de unos inicios modestos, JTEKT tiene ahora tres plantas de producción en la República Checa y su objetivo ahora es Pilsen, donde planea invertir 25 millones de euros en los próximos tres años.

Foto: archivo de  Škoda AutoFoto: archivo de Škoda Auto JTEKT no es una empresa muy conocida fuera del sector automovilístico, pero en 2014 fue reconocida como una de las mejores empresas checas y generó empleo para más de 25O personas. Desde sus inicios en la República Checa, en 2006, la empresa se ha esforzado por crecer y eso está haciendo que sea cada vez más conocida.

JTEKT emplea actualmente a unas 750 personas en sus plantas de Pilsen, Pardubice y Olomouc y planea aumentar las inversiones en la planta de Pilsen en los próximos tres años. Se espera que la mano de obra aumente allí hasta 800 empleados.

La empresa quiere empezar a fabricar algunos productos que antes eran comprados a otros proveedores. El objetivo es ampliar la actividad productiva en Pilsen.

JTEKT fabrica más de tres millones de sistemas de dirección por año y la mayoría son dirigidas a coches pequeños europeos. La producción checa se destina principalmente a los modelos como Dacia Loga, Peugeut 208, Škoda Fabia, Toyota Yaris y Volkswagen Polo.

La fábrica de Pilsen obtuvo el año pasado un beneficio de unos 18 millones de euros en beneficios gracias a un volumen de ventas por valor de unos 369 millones de euros, el doble que hace tan sólo dos años.

Se espera que este año las ventas arrojen unos beneficios de unos 428 millones de euros. A pesar de todo, JTEKT se ha visto afectada por la crisis económica y tuvo que despedir algunos de sus trabajadores y recolocar a otros en diferentes puestos.

14-07-2015