Jóvenes checos tratan de enseñar a los europeos a comer insectos

13-09-2016

Palitos de grillo molidos ricos en proteínas es una de las partidas principales del proyecto de dos jóvenes checos que se propone enseñar a Europa Occidental a consumir insectos. La idea es exitosa: en dos semanas han recibido pedidos por 11.000 euros por medio de la página web de micromecenazgo Kickstarter, según el portal idnes.cz.

Foto ilustrativa: Barbora KmentováFoto ilustrativa: Barbora Kmentová Promocionar la entomofagia, o sea aprovechar insectos como alimentos para la gente, ese es la idea principal del proyecto puesto en marcha hace cierto tiempo por dos recién licenciados de economía de Praga, Radek Hušek y Daniel Vach.

Los checos se inspiraron en la publicación del libro ‘Insectos Comestibles’, publicado en 2013 por la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación, que se propone introducir orugas, escarabajos y hormigas en la dieta de los europeos.

El argumento básico es que las especies comestibles de insecto contienen sustancias nutritivas importantes y que gran parte de la población mundial se alimenta con los mismos.

La mayor ventaja luego consiste en que la caza y la posterior elaboración de los insectos cargan mucho menos el medio ambiente en comparación con la cría de animales domésticos, en cantidades comparables en cuanto al valor nutritivo.

Para ver si en Europa existe interés por este tipo de alimentos, los checos crearon el proyecto de palitos de grillo y los introdujeron en la página web de crowfunding Kickstarter.

La repercusión fue inmediata y enorme: a diez días para el fin del plazo fijado, los jóvenes recaudaron los 10.000 euros necesarios para producir 4.000 palitos de grillos. Así disponen de los recursos necesarios para poner en marcha la producción que en un futuro se ampliaría mucho más, también a otros insectos.

13-09-2016