Irán tiene interés en que Chequia participe en la seguridad de sus centrales nucleares

05-05-2016

Irán tiene interés en colaborar con la República Checa en materia nuclear, según declaró el vicepresidente iraní, Ali Akbar Salehi, tras reunirse en Praga esta semana con el ministro de Relaciones Exteriores checo, Lubomír Zaorálek. La tecnología checa aumentará la seguridad y potencia de las centrales nucleares iraníes.

Lubomír Zaorálek y Ali Akbar Salehi, foto: ČTKLubomír Zaorálek y Ali Akbar Salehi, foto: ČTK El fin de las sanciones económicas a la República Islámica de Irán supone un nuevo abanico de oportunidades para las empresas checas. Quizás la posibilidad más importante de colaboración económica que se presenta en un futuro cercano es la que se ha abierto esta semana en materia de energía nuclear.

El vicepresidente de Irán, Ali Akbar Salehi, él mismo experto en el tema y presidente de la Organización Iraní para la energía nuclear, firmó en Praga un memorando que abre las puertas a la República Checa a la hra de participar en la mejora de la seguridad y productividad de las centrales de este país de Oriente Medio.

Tras reunirse con el Ministro de Relaciones Exteriores checo, Lubomír Zaorálek, Salehi comentó la gran experiencia checa con la energía atómica y alabó el trabajo de los científicos checos del Instituto de Investigación Nuclear con sede en Řež.

Foto: Archiv Doosan Škoda PowerFoto: Archiv Doosan Škoda Power Precisamente Zaorálek fue uno de los primeros representantes europeos que el año pasado visitó Irán en el marco del fin de las sanciones económicas. Firmaron en ese momento contratos con socios iraníes empresas checas como Zetor Tractors o Energo-Pro, que fabrica turbinas hidráulicas.

Una de las mayores multinacionales checas, Škoda Auto, considera también la posibilidad de entrar en el mercado iraní. De acuerdo con Salehi, su país tiene interés además en energías renovables, sobre todo en paneles solares de producción checa, cuyo precio sigue bajando, así como en maquinaria industrial y productos agrícolas y farmacéuticos.

El programa nuclear iraní, que podría haber sido utilizado para la fabricación de armas atómicas, llevó a la imposición de sanciones económicas por parte de la comunidad internacional. Finalmente Irán acordó con Estados Unidos, Rusia, China, Gran Bretaña, Francia y Alemania limitar y hacer más transparente su programa nuclear, lo que ha llevado al fin del embargo y una mejora de relaciones.

05-05-2016