Impulsan en Praga el proyecto del automóvil compartido

31-01-2014

El número de vehículos que circulan en la capital checa aumenta de manera vertiginosa. Con una población de 1,26 millones de habitantes las autoridades de la Policía de Tránsito indican que pronto se llegará al millón de vehículos registrados, por lo que respaldan el proyecto del automóvil compartido que funciona en otras ciudades europeas.

Foto: Kristýna MakováFoto: Kristýna Maková En 1990 había en Praga 336.000 automóviles registrados. Hoy el número de vehículos se ha triplicado. Según un informe preparado por el Ayuntamiento capitalino y citado por la Agencia de Noticias Checa (ČTK), esto significa que en cuanto a densidad Praga ha superado incluso a la mayoría de las metrópolis de Europa occidental en términos de renta per cápita y número de automóviles.

Con el fin de reducir la congestión y mejorar la calidad del aire - y como parte de un proyecto más amplio que se extiende a zonas de aparcamiento de pago municipales - las autoridades de Praga están considerando un proporcionar apoyo financiero a iniciativas para compartir el automóvil. Estudios realizados sostienen que un automóvil compartido podría reemplazar a ocho vehículos de propiedad individual.

Jiří Nouza, foto: ČT24Jiří Nouza, foto: ČT24 El plan estaría dirigido a los habitantes de Praga que actualmente conducen menos de 10.000 kilómetros al año, incluidos estudiantes, las personas se resisten a utilizar el transporte público en la noche, y a las familias que de vez en cuando necesitan un segundo vehículo.

El informe de la ciudad asegura que la experiencia de otros países sugiere que con el fin de compartir vehículo de manera exitosa se necesita el respaldo de los organismos regionales o locales. Jiří Nouza, de la Policía de Tránsito dijo al sitio de noticias Lidovky.cz que no se trata de que Praga convierta el asunto en un negocio, sino que se trata de un modelo que ayudará mejorar el nivel de vida de los capitalinos y el transporte en general. Un factor clave para garantizar el éxito es por ejemplo la adaptación y creación de lugares de estacionamiento de fácil acceso para los residentes.

La introducción de tarifas de aparcamiento más barato - y hasta la creación de carriles preferenciales - para los coches compartidos son también medidas a tener en cuenta.

Foto: Kristýna MakováFoto: Kristýna Maková Otra pregunta es cuántos de esos automóviles necesita la capital checa para que el sistema funcione. La ciudad alemana de Múnich, con una población de 1,4 millones, tiene 800 coches compartidos y aunque el número parezca bajo acusa buenos resultados.

Las redes sociales y los teléfonos inteligentes representan herramientas muy útiles en este tipo de servicios. En la ciudad de Brno funciona un grupo de entusiastas que han empezado a aprovechar el nuevo servicio a nivel privado. No obstante, las autoridades estiman que un servicio en manos de la administración pública puede generar mayores opciones y facilidades.

Se espera que los concejales de Praga presentes propuestas sobre el tema en la sesión de marzo.

31-01-2014