Hungría, Polonia, la República Checa y Eslovaquia se unen contra el abuso de los grandes distribuidores

21-05-2015

Los ministros de Agricultura de los países de Visegrad, junto con Bulgaria, Rumanía y Eslovenia, acordaron el martes una declaración conjunta en la que piden a la Comisión Europea que tome medidas para obstaculizar el poder económico supuestamente excesivo de las cadenas de distribución en las relaciones con sus proveedores.

Foto: archivo de Radio PragaFoto: archivo de Radio Praga Los ministros de Agricultura de Hungría, Polonia, la República Checa, Eslovaquia, Bulgaria, Rumanía y Eslovenia emitieron, tras una reunión en Bratislava este martes, una declaración en la que piden a la Comisión Europea que llame al orden a las grandes cadenas de distribución por su abuso de mercado sobre los proveedores.

"Hacemos un llamado a la Comisión Europea para preparar un conjunto de medidas para restringir el poder económico dominante de las cadenas minoristas. Queremos que la Comisión Europea exprese su postura preliminar a finales de 2015. Creemos que un marco legislativo común, aprobado en toda la UE, es el único que puede resolver este problema", dijo el ministro de Agricultura anfitrión, el eslovaco Lubomír Jahnatek.

El ministro de Agricultura de Eslovaquia también dijo que los precios actuales de los alimentos son tan bajos que a menudo están por debajo de los costos de producción, y agregó que ya no es posible tolerar el actual estado de cosas, cuando una parte de la cadena de suministro de alimentos está abusando de su poder a expensas de los otros. También dijo que las nuevas medidas deben incluir una distribución más equitativa de los márgenes entre los proveedores de alimentos y los minoristas.

Marián Jurečka, foto: ČT24Marián Jurečka, foto: ČT24 El ministro checo del ramo, Marián Jurečka, se mostró a favor de implantar condiciones equitativas en el sector minorista de modo que las cadenas no obliguen a los productores de alimentos de pequeñas y medianas empresas a reducir sus precios por debajo de los costos de producción. "Estamos inyectando dinero en las empresas por un lado y las cadenas minoristas lo están chupando hacia fuera por el otro lado con su comportamiento injusto y poco ético", dijo en referencia a los subsidios agrícolas.

Según Jurečka, las medidas deben igualar las relaciones económicas entre los proveedores de alimentos y las cadenas minoristas. El ministro checo también señaló que la Unión Europea ya está regulando tal supuesto abuso de posición dominante en otros sectores, como las telecomunicaciones y la energía.

21-05-2015