Exportadores checos temen la prevista reforma fiscal de Trump

21-03-2017

Gran parte de los exportadores checos manifiesta su preocupación frente a la planificada reforma fiscal del presidente estadounidense Donald Trump, que podría dificultar su entrada al mercado de ese país. El proyecto cuenta con la aplicación de un nuevo arancel a las importaciones, que las encarecería en hasta un 20%.

Otto Daněk, foto: archivo de Otto DaněkOtto Daněk, foto: archivo de Otto Daněk El objetivo de la reforma de Trump es la reanimación y la capacidad competitiva de las empresas estadounidenses. Sin embargo, para los exportadores extranjeros, incluidos los de la República Checa, representa un gran obstáculo en su expansión al mercado de Estados Unidos, que hasta el presente era prometedora. El año pasado, las empresas checas exportaron a Norteamérica productos por unos 3.400 millones de euros.

Al comentar la situación, el vicepresidente de la Asociación de Exportadores checos, Otto Daněk, sostuvo que la mayoría de las empresas en Chequia no son lo suficientemente fuertes en lo económico para trasladar su producción directamente a Estados Unidos y evitar así el pago del nuevo arancel. Además, cabe tener presente que la mano de obra en ese país es mucho más cara que en Chequia. Por ello el comercio con compañías estadounidenses podría resultar muy desfavorable para la parte checa.

No obstante, por ejemplo la compañía armamentista checa Česká Zbrojovka, dispone de premisas necesarias para poder trasladar su producción a Estados Unidos, donde ya tiene una sucursal. Sus armas y municiones se exportan a Norteamérica desde hace más de 15 años, y sus pistolas son muy demandadas. Los directivos de la empresa estudian ya esa posibilidad en caso de la aplicación de la reforma fiscal de Trump, en vista de que los negocios con ese país aportan el 40% de los ingresos de Česká Zbrojovka.

21-03-2017