España interesada en aviones checos

06-11-2001

España podría comprar aviones de la empresa aeronáutica checa Aero Vodochody. Si bien por el momento se trata tan solo de un proyecto, los ejecutivos de Aero Vodochody no descartan que pronto vea la luz un borrador de acuerdo, ya que Espana desea cambiar su parque de aeronaves militares de entrenamiento.

Para nadie es un secreto que la empresa Aero Vodochody atraviesa problemas económicos, pero también es sabido que sus aviones son de gran calidad y gozan de fama internacional.

El semanario checo Euro publicó recientemente que los ejecutivos de Aero Vodochody han intensificado labores y que han recibido un cálido recibimiento por parte de los potenciales clientes españoles.

Sin embargo, los planes de la factoría checa van mucho más allá. Después de levantado el embargo contra Paquistán y la India, Praga empezó serias conversaciones con sus socios estadounidenses para suministrar aviones L-159 a esos países.

 

La empresa norteamericana Boeing, dispone de una tercera parte de las acciones de Aero Vodochody y los planes iniciales para aumentar las ventas no han tenido el éxito esperado, por lo que las pérdidas y deuda general de la factoría checa llegan a cientos de millones de dólares.

Por el momento el cliente principal de Aero Vodochody sigue siendo el Ejército checo, persisten, sin embargo, algunos problemas relacionados con la financiación de los aviones solicitados.

Pero Aero Vodochody fabrica también otros modelos de aeronaves, por ejemplo el AE-270, y con este modelo se anotó un importante éxito internacional:

La Corporación para el Desarrollo de la Industria Aeroespacial (AIDC) firmó un acuerdo con Aero Vodochody para la coproducción del avión de uso comercial AE-270 en Taiwan.

Esta inversión conjunta permitirá la producción y ensamblaje de aeroplanos en Taiwan y un aspecto importante de esta operación comercial es que se trata de la primera cooperación internacional de la AIDC desde que fue transformada de una empresa militar en una empresa civil.

 

La AIDC y Aero Vodochody realizarán una inversión conjunta de unos 60 millones de dólares para la producción del AE-270 comercial para diez pasajeros. Se tiene programada una producción de 850 aviones en los próximos 15 años.

Además de la fabricación de partes y repuestos para el avión AE-270, valorado en más de un millón de dólares, la AIDC se encargará de introducir la aeronave en los mercados de Asia y del Pacífico, mientras que Aero Vodochody hará lo suyo para comercializar el avión en Europa Central y del Este.

06-11-2001