El sector de la construcción recobra el aliento y crecerá este año un 4%

06-03-2015

El sector checo de la construcción crecerá este año dos veces más rápido que en 2014, según se desprende del último análisis de las compañías CEEC Research y SGCP. Así, mientras que el año pasado el sector salió de la crisis para crecer un 2,3%, este año la expectativa es de un incremento del 4%.

Foto: Barbora KmentováFoto: Barbora Kmentová Las empresas constructoras checas entraron en una larga depresión en 2008 con la crisis financiera mundial, llegando a producirse reducciones del volumen de negocio del -7,8% en 2010 y el -8,3% en 2013. El sector emergió sin embargo por fin de los números rojos el año pasado, cuando experimentó un crecimiento del 2,3%.

Esta tendencia hacia arriba proseguirá a lo largo de 2015. "Este año el sector continuará creciendo moderadamente, sobre todo gracias al aumento de las licitaciones públicas. Se verá muy clara especialmente la gran presión para aprovechar todos los recursos de la Unión Europea", señaló el director de la compañía CEEC Research, Jiří Vacek.

Tomáš Míček, foto: Archivo de P3Tomáš Míček, foto: Archivo de P3 El analista nota también un aumento de la demanda por parte del sector privado, concretamente en cuanto a construcción industrial. "A medida que se recupera la economía, vemos el creciente interés de las empresas por los inmuebles industriales, y eso tanto en cuanto a la ampliación de sus actuales instalaciones como a la edificación de nuevas", añadió el director de la compañía P3 Tomáš Míček.

Las empresas constructoras dedicadas a la vivienda apuntan también que el sector se ve empujado por la gran cantidad de pisos que empiezan a edificarse en la capital. "La construcción de pisos en Praga ha crecido ya varios años seguidos, y esta tendencia continuará en 2015", supone el director del holding Trigem, Marcel Soural. Al mismo tiempo, las empresas del ramo detectan la puesta en marcha de nuevos edificios de oficinas en Praga, la mayoría de ellos proyectos que fueron pospuestos debido a la crisis económica, y que tan solo ahora empiezan a hacerse realidad.

Cuatro de cada cinco empresas subirán los precios

Petr Čížek, foto: ČTPetr Čížek, foto: ČT Este año las constructoras esperan consecuentemente también un aumento de los ingresos en una media del 4,2%, pero que en algunos casos llega al 10% en comparación con 2014.

Además del mayor número de encargos, está levantando el sector también los mayores precios. Cuatro de cada cinco constructoras planean cobrar más por sus servicios. "Al planear el año nos hemos permitido confiar en un aumento de los ingresos y esperamos poder subir nuestros precios. Así podremos volver a vivir de nuevo, en lugar de tan solo sobrevivir y movernos al borde de un abismo existencial", constató el representante de la compañía Swietelsky Stavební, Petr Čížek.

Foto: Archivo de Radio PragaFoto: Archivo de Radio Praga Por otro lado se dan problemas que todavía perduran, advierte desde la compañía Metrostav su director Milan Veselský. "Por un lado se trata de la ley de licitaciones públicas, por otro la constante ventaja de la oferta sobre la demanda. Todavía luchamos contra los precios bajos, de modo que toda una serie de proyectos acaba al final en el Instituto para la Protección de la Competencia Económica".

Este año hay a disposición de proyectos para infraestructuras de transporte casi 3.500 millones de euros. La cuestión es cuánto de este dinero se gastará al final. "El sector público declara que tiene mucho dinero preparado para inversiones, pero no saca a concurso proyectos concretos", advierte el director de Arch.Design, Ivo Kovalík. Veselský, de Metrostav, confirma que solo un puñado de licitaciones acaban en la firma de un contrato y se consigue realizar y facturar.

06-03-2015