El salario mensual promedio ha subido un 8.6% en el segundo trimestre del año

En la República Checa, el salario bruto mensual ha crecido un 8.6% en el segundo trimestre del año, según cifras reveladas por la Oficina Checa de Estadísticas, el salario promedio tuvo un récord de 1200 euros a finales del mes de junio.

Foto ilustrativa: Pixabay CC0Foto ilustrativa: Pixabay CC0 En vista de un aumento del 2.3% en los precios durante el mismo período, los salarios reales en Chequia aumentaron un 6.2% en el segundo trimestre. Las ganancias ascendieron de manera particularmente rápida en sectores dominados por el Estado, como los de educación, salud pública y artes.

En la República Checa, los salarios mensuales promedio han pasado por un crecimiento ininterrumpido desde el inicio del año 2014. Esto se atribuye al crecimiento económico y al crecimiento salarial derivado de la escasez de personas en el mercado laboral.

No obstante, dos tercios de los empleados en el país ganan menos del salario promedio. El sueldo mediano subió un 9.4% en el primer semestre, alcanzando los 1000 euros.

František Táborský, analista del Raiffeisenbank dijo a la Radiodifusión checa que el salario mediano ha estado subiendo a un ritmo acelerado desde el 2008. Esto quiere decir que aquellos que reciben salarios bajos están llenando sus bolsillos de forma más rápida que aquellos que obtienen salarios altos.

Viktor Zeisel, analista del banco Komerční indica que el crecimiento salarial ha alcanzado un “tempo increíble” en el primer semestre, logrando la dinámica más rápida en 15 años, una vez la subida de precios fue tomada en cuenta. Esta tendencia continuó en el segundo trimestre del 2018, agregó.

El director economista de Cyrrus, Lukaš Kovanda, dice que el aumento de pagos en el segundo semestre superó las expectativas del mercado. Sin embargo, los salarios seguirán disparándose y deberían alcanzar los 1300 euros al final del último trimestre de este año.

Pero la tendencia probablemente no parará ahí. Jakub Seidler, analista del banco ING afirma que los salarios deberían incrementarse hasta un seis o siete % en 2019.

David Marek, analista de Deloitte declara que el rápido crecimiento de sueldos en los sectores dominados por el Estado se explica debido a las elecciones y a que los políticos están decidiendo los aumentos de pago y no están exigiendo productividad.

Como siempre, Praga fue la región con el salario promedio más alto en el segundo trimestre del año con 1500 euros, reflejando una expansión interanual del 6.9%.