El número de trabajadores extranjeros en Chequia aumenta a medio millón

El número de trabajadores extranjeros trabajando en la República Checa se ha triplicado desde el acceso del país a la UE en el 2004. Por el momento, hay más de medio millón de trabajadores extranjeros actualmente de acuerdo con la Oficina Checa de Esatadísticas y el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales.

Foto ilustrativa: skeeze Pixabay/CC0Foto ilustrativa: skeeze Pixabay/CC0 El grupo más grande de empleados extranjeros que trabaja en la República Checa son trabajadores no cualificados de Europa del Este. Sin embargo, un número creciente de empleados cualificados del norte, occidente y sur de Europa también están buscando empleo en el país. Por el contrario, el número de trabajadores vietnamitas ha bajado un 35% desde el 2008.

Durante los cuatro años que siguieron a la entrada de la República Checa en la UE, el número de trabajadores extranjeros se incrementó hasta 379 000. Después de la crisis financiera global hubo una ligera caída, pero desde el 2011 los números han estado subiendo progresivamente.

Mientras al comienzo del nuevo milenio había solo unos cuantos trabajadores cualificados de Europa Occidental, en años recientes su número ha ascendido en miles. La mayoría de ellos, alrededor de 7 000, vienen de Alemania y aproximadamente unos 15 000 vienen de Gran Bretaña, Francia, Italia y España.

Lukáš Hendrych, foto: archivo de BDOLukáš Hendrych, foto: archivo de BDO “Muchas compañías extranjeras han trasladado sus sedes principales de países de Europa Central y Europa del Este a la República Checa debido a que se ha convertido en un lugar cada vez más atractivo. La calidad de vida ha aumentado significativamente y hay un número de proyectos locales que involucran a especialistas extranjeros”. Lukáš Hendrych de BDO, una de las redes de contabilidad más grandes del mundo, dijo al portal web Novinky.cz que la mayoría de estas compañías se encuentran en Praga y Brno.

Más del 80% de la fuerza de trabajo extranjera está conformada por trabajadores no cualificados del antiguo Bloque del Este, como Ucrania y Rumanía, quienes en su mayoría son empleados en el sector de la construcción.

El número de eslovacos que trabajan en la República Checa se ha triplicado desde el año 2004 hasta llegar a 125 000.