El IPC interanual subió hasta el 2.9% en mayo

12-06-2019

El índice de precios al consumo aceleró su subida en la República Checa hasta el 2.9% el mes pasado, liderado principalmente por la subida del precio de la vivienda y de algunos alimentos, como es el caso de las patatas.

Foto ilustrativa: stevepb Pixabay CC0Foto ilustrativa: stevepb Pixabay CC0 El mes de mayo trajo a la República Checa una subida de una décima, en la comparación interanual, del índice de precios al consumo (IPC), que se situó en el 2.9%.

Esto se debe principalmente al crecimiento de los precios de la vivienda y de algunos alimentos, como las patatas y las bebidas no alcohólicas.

Por ejemplo, las patatas cuestan un 88.4% más que hace un año, y su precio se sitúa en estos momentos alrededor de 1 euro por kilo. De la misma comparativa se desprende que el precio de la cerveza se ha incrementado en un 7.2% y el de la carne en un 2.2%.

En lo que se refiere a los gastos de hogar, su incremento interanual ha sido del 3.3% para el alquiler, 2.6% en agua y alcantarillado y 12.5% en electricidad.

Por el contrario, se ha registrado un descenso en el precio de la ropa, que ha bajado un 3.1%, lo mismo que ha sucedido con el correo y las telecomunicaciones, que en su caso han bajado un 1.3%.