El informe anual de la Escuela de Negocios IMD confirma la mejora de la competitividad checa

02-06-2015

El informe anual sobre la competitividad elaborado por la Escuela de Negocios IMD, en Lausanne, Suiza, sitúa en el puesto 29 a la República Checa en una escala de 61 países. Chequia ha subido cuatro puestos con respecto al año pasado, una mejoría que ya se notó en el Informe de la Competitividad Global publicado por el Foro Económico Mundial en septiembre de 2014.

Foto ilustrativa: renjith krishnan / FreeDigitalPhotos.netFoto ilustrativa: renjith krishnan / FreeDigitalPhotos.net La Escuela de Negocios IMD de Lausanne, en Suiza, una de las más prestigiosas del mundo, elabora cada año su informe de competitividad que se basa en el desempeño de un país en una serie de ámbitos clave, como el entorno empresarial y legal, el acceso a la financiación y la calidad de la administración pública. Además de los indicadores estadísticos del estudio, se basa en una exclusiva encuesta en la que intervienen más de 6.000 ejecutivos internacionales.

Según el informe de este año, la mejora de la posición de la República Checa está impulsada por el crecimiento económico sostenido, las medidas del Ejecutivo para luchar contra la corrupción y un entorno político estable. Los puntos fuertes del país, de acuerdo con la encuesta a los ejecutivos, son un entorno macroeconómico estable, un buen acceso a la financiación, una fuerza de trabajo altamente cualificada y, sin embargo, relativamente barata, así como una infraestructura fiable. Lo que está perjudicando a la economía a largo plazo, sostienen los encuestados, son las instituciones estatales lentas e incompetentes, la burocracia excesiva y el entorno jurídico.

El IMD hace también una serie de recomendaciones para la mejora, como reducir la presión fiscal y las regulaciones sobre las pequeñas y medianas empresas, mejorar el entorno legal, continuar en la lucha contra la corrupción y tomar medidas para amortiguar el impacto económico de las sanciones contra Rusia.

02-06-2015