El Gobierno Checo establecerá el salario mínimo en 410 euros

07-10-2016

Los tres partidos del Gobierno Checo están de acuerdo en incrementar el salario mínimo del país de 370 euros a 410 euros. Esta iniciativa está dirigida a mejorar el salario de alrededor de 115.000 trabajadores. La medida tendrá un coste adicional de 130.000 euros para los empleadores en los salarios y los críticos advierten que podría causar despidos.

Foto: Ladislav Bába, ČRoFoto: Ladislav Bába, ČRo El gobierno de Sobotka de los socialdemócratas, ANO y los democristianos aprobaron la propuesta de aumentar el salario mínimo del país en 40 euros, lo que hace un total de 410 euros brutos al mes.

Este es el segundo incremento que se produce este año, a principios del 2016 el salario mínimo era de 340 euros. Esta medida satisface a la Ministra de Trabajo y Asuntos Sociales, Michaela Marksová, pero no cumple del todo las expectativas de los sindicatos, que pedían una ampliación de 20 euros más. No obstante, el Gobierno prevé para el próximo año otro aumento del salario mínimo.

Con este plan los trabajadores que obtienen el salario mínimo oficial ganarán ahora 2,5 euros por hora. Esta medida beneficia a los empleados pero no tanto a los empresarios, ya que tendrán que pagar 130 euros más por los sueldos. Es por eso que algunos han advertido que esta medida podría causar despidos. Ene Wiesner, jefe de la Confederación de Empresarios y la Asociación de Comerciantes de la República Checa, considera que este plan va a tener un fuerte impacto en las empresas. Wisner dejó claro que la confederación seguirá oponiéndose al aumento del salario mínimo, argumentando que dicho crecimiento debería estar equilibrado con el crecimiento económico, el PIB y la productividad.

07-10-2016