La cotización de la corona checa podría subir en cuestión de días

28-03-2017

La intervención del Banco Nacional Checo sobre el valor de la corona podría terminar en los próximos días, advierten los economistas. Esto supondría un aumento de la cotización de las 27 coronas por euro actuales a alrededor de 25.

Foto: Štěpánka BudkováFoto: Štěpánka Budková Desde noviembre de 2013 el Banco Nacional Checo vende coronas de forma masiva en el mercado internacional de divisas para que el precio de la moneda nacional no supere el de 27 unidades por euro. Antes de la intervención el valor de la corona se situaba alrededor de las 25,5 unidades por euro. Ahora este curso artificial de la corona checa podría terminar de forma inminente.

De acuerdo con David Marek, economista de la consultora Deliotte, en los círculos financieros se sabe seguro que la corona barata se terminará en el segundo trimestre del año, y todo apunta a que será más bien pronto, quizás esta semana o la siguiente.

Marek apunta que ya no hay razón para seguir con una corona devaluada. El peligro de deflación, que fue el motivo que se adujo en su momento, ha cesado y el país se encuentra ahora con una tasa moderada de inflación, de más o menos el 2,1%. Por otro lado, entre esto y el buen rumbo de la economía, existe una gran presión sobre el precio de la corona, con lo que el Banco Nacional tendría que gastar cada vez más dinero en mantenerlo bajo. Algo así, opina Marek, sería contraproducente.

David Marek, foto: ČT24David Marek, foto: ČT24 Se considera que actualmente la corona checa tiene un 10% menos de su valor real, aunque nadie sabe exactamente en qué tasa se situará su precio en el mercado de divisas una vez que acabe la intervención del Banco Nacional. David Marek sostiene que podría haber intervenciones puntuales para evitar fluctuaciones demasiado dramáticas, pero que de otra forma el cambio de precio de la corona checa quedará en manos del mercado.

Una corona más fuerte significará menos competitividad para los exportadores checos, que verán como sus productos salen más caros en el extranjero. Al mismo tiempo la República Checa será más cara para los turistas. Por otro lado los productos importados serán más baratos para los checos, y los turistas que viajen al extranjero disfrutarán de mayor poder adquisitivo.

28-03-2017