El aeropuerto de Praga será renovado y acondicionado para los gigantes A380

30-07-2014

El Aeropuerto Internacional Václav Havel de Praga tendrá que restaurar una de sus terminales y áreas claves para adaptarse a las aeronaves gigantes A380 de Airbus. El acondicionamiento del aeródromo tendrá un coste de 5,6 millones de euros.

Foto: Filip JandourekFoto: Filip Jandourek El avión A380 que unirá Praga con la capital de Corea del Sur, Seúl, a partir del próximo verano transportará a más de 480 pasajeros. Unos 60 pasajeros más que los que viajan actualmente con el Boeing 747. Esta aeronave tiene una longitud similar a la A380, pero esta última posee una envergadura 15 metros mayor.

El enorme avión ya ha aterrizado anteriormente tres veces en las pistas del Václav Havel de Praga. Sin embargo, los vuelos regulares que el próximo verano unirán Seúl con la capital checa amenazan con sobrepasar la capacidad del aeropuerto y causar retrasos.

Para evitar esta incómoda situación se llevarán a cabo las obras de remodelación. El área 14 del aeropuerto será objeto del mayor cambio que estará a cargo de la empresa constructora checa Metrostav.

Las obras servirán para crear tres nuevos puentes de embarque, así como nuevas infraestructuras que permitan el acceso más rápido a un mayor número de pasajeros.

Estos colosales aviones aterrizan normalmente en grandes aeropuertos internacionales como el aeropuerto Heathrow de Londres, el parisino Charles de Gaulle y el Aeropuerto Internacional de Frankfurt. No obstante, otros aeródromos más pequeños como el de Zurich o Manchester, tienen infraestructuras similares a las previstas para el aeropuerto de Praga, que permiten maniobrar a los A380.