Desciende el consumo de cerveza en la República Checa

31-07-2014

A pesar de ser el país de la cerveza por excelencia, con una media de 131 litros por cabeza al año, el consumo de esta bebida en los bares ha caído a mínimos históricos, lo que ha llevado a las fábricas cerveceras a impulsar sus propios restaurantes, según ha informado el periódico Hospodářské Noviny.

Foto ilustrativa: CzechTourismFoto ilustrativa: CzechTourism Las marcas de cerveza checa han optado por reforzar y renovar sus estrategias de marketing. Por ejemplo, además de relacionar el deporte con la bebida patrocinando a algunos equipos, algunas firmas han reducido el precio de las jarras durante la liga de fútbol checa, que comenzó el pasado fin de semana.

De cada diez jarras de cerveza, tan solo cuatro se consumieron en los bares el año pasado, según los datos aportados por el diario checo.

Como medida para fomentar el decreciente consumo de este espumoso brebaje, las grandes fábricas cerveceras han decidido impulsar sus propios negocios.

Algunas de ellas se han decantado por pubs con un ambiente óptimo para disfrutar de los partidos de fútbol. Situados cerca de los estadios y decorados con los colores de los clubes, estas tabernas buscan convertirse en un lugar idóneo para disfrutar de una sesión de fútbol entre cervezas. Para caldear el ambiente aún más, algunas marcas han anunciado incluso apariciones especiales de los jugadores en los propios locales.

Foto ilustrativa: Kristýna MakováFoto ilustrativa: Kristýna Maková Otras compañías se han centrado en relacionar su imagen con restaurantes de calidad. Ya que, según creen, lo mejor de la gastronomía, así como la alta cocina, también puede ir acompañada de una buena cerveza.

Cabe destacar que la mayoría de cervecerías en Chequia no son independientes sino que pertenecen a franquicias. Las grandes marcas de cerveza firman acuerdos individuales con los gerentes de los locales y se benefician de cierto porcentaje de las ventas.

31-07-2014