Decenas de cervecerías se abrirán en 2019

Las principales empresas cerveceras checas planean abrir decenas de nuevos bares bajo su marca este año, informó el diario Hospodářské Noviny. El movimiento se basa en una tendencia observada en los últimos años y tiene como objetivo frenar una disminución en el consumo.

Foto: Anders Adermark on Foter.com / CC BY-NC-NDFoto: Anders Adermark on Foter.com / CC BY-NC-ND Una de las empresas cerveceras más grande del país, Plzeňský Prazdroj, fabricante de Pilsner Urquell, se está preparando para abrir su primer local con la marca Pilsnerka en los próximos meses, informó la web de noticias Business Daily.

Un portavoz dijo que el mercado objetivo eran clientes jóvenes y que los establecimientos de Pilsnerka, que aparecerán por primera vez en las grandes ciudades checas, ofrecerían un ambiente fresco e interiores contemporáneos.

Plzeňský Prazdroj tiene 130 establecimientos (con nombres como Kozlovna y Plzeňka) alrededor de la República Checa, lo que lo convierte en el líder del mercado, dijo el diario Hospodářské Noviny.

En total, la compañía cervecera, propiedad de la multinacional Asahi, planea presentar unos 20 locales más antes del terminar el año.

Potrefená Husa, foto: Palickap, Wikimedia Commons, CC BY-SA 4.0Potrefená Husa, foto: Palickap, Wikimedia Commons, CC BY-SA 4.0 Según los datos de la asociación cervecera Český Svaz Pivovarů a Sladoven, desde 2009 los checos han consumido más cerveza en sus hogares que en los bares tradicionales.

Esto ha llevado a que las grandes cerveceras del país se centren más en la creación de establecimientos de su marca que sean más atractivos para los clientes y que ofrezcan una cerveza de mejor calidad y buena comida, expresó Hospodářské Noviny.

Uno de los pioneros en este sector fue Staropramen, con su cadena de bares Potrefená Husa, el primero se inauguró hace 20 años en el barrio Vinohrady de Praga.

Hoy en día, hay 29 Potrefená Husa en todo el país, Staropramen también tiene locales con las marcas Naše hospoda, Ostravarna y Výčep Braník.

Budvar, foto: JoAnn Miller, CC BY-SA 2.0Budvar, foto: JoAnn Miller, CC BY-SA 2.0 Un portavoz de la empresa fabricante de cerveza en Praga dijo que ellos también planeaban lanzar este año más establecimientos de este tipo.

Budějovický Budvar abrió su primer bar modernizado bajo la marca Budvarka hace dos años. Desde entonces, Budvarka tiene una franquicia compuesta por cinco locales y se abrirán al menos tres más en 2019.

El Grupo Pivovary Lobkowicz ha estado construyendo su cadena de bares Šnyt durante cuatro años y actualmente tiene ocho a disposición de los consumidores, escribió el diario Hospodářské Noviny. Mientras tanto, Heineken tiene 10 establecimientos que sirven la cerveza Krušovice con la marca Šalanda.

Pivovar Bernard también está buscando expandir su cadena de franquicias Bernard Pub, aunque el propietario, Stanislav Bernard, le dijo a Hospodářské que el objetivo principal estaba en identificar socios estables en lugar de la velocidad de expansión.

La directora de la Asociación Nacional de Cerveceros, Martina Ferencová, dijo que los miembros de su organización tenían que seguir invirtiendo en lugares más atractivos, ya que los estilos de vida estaban cambiando y los clientes se estaban volviendo más exigentes.