Compañá checa extraerá uranio en Mongolia

18-08-2015

La compañía checa Uranium Industry está tratando de convertirse en uno de los principales actores de la extracción de uranio en Mongolia. Además de realizar sus propios proyectos de investigación y minaría, planea comprar espacio a uno de sus principales competidores, la canadiense Denison Mines, por 20 millones de dólares.

Foto ilustrativa: Daniel Burda, Archivo de ČRoFoto ilustrativa: Daniel Burda, Archivo de ČRo La industria checa del uranio parece que va llegando a su fin. Los precios mundiales de este mineral son desfavorables para la compañía estatal Diamo y además las reservas se hallan agotadas por lo menos hasta que se hagan nuevas prospecciones dentro de tres años. Sin embargo el know how checo en este sector será utilizado en el extranjero. Después de tres años de negociaciones, la empresa privada checa Uranium Industry prepara su desembarco en Mongolia.

Los checos firmaron a finales de julio un acuerdo con los canadienses de Denison Mines para la compra por 20 millones de dólares del 85% de su participación en la empresa conjunta Gurvan Saihan. Esta fue creada en 1994 por la compañía canadiense, el gobierno mongol y la empresa rusa Geologarazvedka con el propósito de descubrir y explotar depósitos de uranio, especialmente aquellos que pudieran ser extraídos por drenaje en el sur del Gobi. La compañía rusa fue comprada más tarde por Denison Mines.

Foto: Kgrr, CC BY-SA 2.5Foto: Kgrr, CC BY-SA 2.5 Gurvan Saihan es poseedora de cuatro licencias que cubren alrededor de 167.000 hectáreas y que se supone permitirán la extracción de alrededor de 23.000 toneladas de uranio. Si todo sucede como está previsto, los yacimientos de uranio básico podrán ser minados y procesados a partir de 2017.

Además, Uranium Industry ha negociado mientras tanto su propia empresa conjunta con el gobierno mongol, llegando a un acuerdo el pasado mes de junio. La nueva entidad se centrará en explotar reservas de alrededor de 25.000 toneladas de uranio.

De acuerdo con el diario E15, el uranio producido en Mongolia podría ser ofrecido a la compañía energética checa ČEZ, que lo necesita como combustible para sus centrales nucleares. Otros mercados plausibles con los de China y la India, países embarcados en ambiciosos programas de energía nuclear.

Aunque los precios del uranio siguen bajos, es cierto que este año se ha tratado de una de las pocas materias primas en revalorizarse, llegando a los 36 dólares por libra. Algunos analistas consideran que podría llegar incluso a los 50 dólares a finales de año.

18-08-2015