Cobrar propina sin avisar es ilegal en Chequia

20-09-2017

Algunos restaurantes checos cobran propina automáticamente a los clientes sumándola a la cuenta, sobre todo a los extranjeros. Tal procedimiento es ilegal.

Foto: Ondřej TomšůFoto: Ondřej Tomšů Una multa de casi 2.000 euros ha sido impuesta a un restaurante céntrico de Praga por haber incluido la propina en la cuenta sin avisar a los clientes.

Según la Inspección Comercial Checa (ČOI) el número de casos parecidos va en aumento recientemente en el país, sobre todo, en las ciudades más turísticas.

Los inspectores revelaron que algunos establecimientos suman hasta el 10% del precio total bajo el ítem de “servicio” o como “propina recomendada”.

Los restaurantes generalmente estafan de esta manera a los extranjeros, aunque algunos de ellos tratan de engañar también a los checos.

En todo caso, se trata de un cobro ilegal, ya que el vendedor no avisa sobre el mismo al cliente de antemano, según advierte el órgano de control.

Los que cobren la propina de esta forma violan la ley sobre la protección del consumidor, porque el comerciante debe vender los productos en concordancia con las reglas de precio y presentar al cliente la suma final a pagar, incluidas todas las tarifas extra y el IVA.

En caso de violar esta ley, la Inspección Comercial Checa puede imponer al infractor una multa de hasta 190.000 euros.