Cines checos: de la crisis a ingresos récord

05-04-2016

Los cines checos, en general, vivieron un año maravilloso en 2015. Las salas de proyección superaron la crisis de hace cinco años y notaron un gran aumento de espectadores e ingresos récord.

Foto: Frankie Roberto, Public DomainFoto: Frankie Roberto, Public Domain Las ganancias de los cines checos superaron los 60 millones de euros en 2015, lo que es una marca histórica, y a las salas de proyección acudieron casi 13 millones de espectadores, la mayor cifra desde 2010.

El sector, que hace cinco años se balanceaba al borde del abismo, hoy día vuelve a gozar de una posición fabulosa. Los cinéfilos vuelven a invadir las proyecciones en una Chequia que con más de 600 salas figura uno de los países con la mayor densidad de cines a nivel europeo.

Foto: Idea go, FreeDigitalPhotos.netFoto: Idea go, FreeDigitalPhotos.net “En los años de la crisis económica, el precio de las entradas era demasiado elevado sobre todo para los habitantes de las ciudades pequeñas, pero hoy día la gente vuelve a ir al cine”, indicó el secretario de la Unión de los Distribuidores de Cines, Jaroslav Pecka, en aktualne.cz.

Uno de los motivos del creciente interés por parte de los espectadores es que el mercado volvió a encontrar el camino hacia los jóvenes. “Entre las películas lanzadas a la distribución crece el número de dibujos animados y cómics, o sea historias más cercanas a la generación de ordenadores de hoy”, subrayó Pecka.

Datos estadísticos ponen en evidencia que los jóvenes alrededor de los 18 años de edad representan el grupo más numeroso de visitantes de cine en este país.

El precio medio de entradas al cine en la República Checa salen en promedio a 4,80 euros (129,- K), casi la mitad del precio de billetes en Alemania, por ejemplo.