Chequia busca en Kazajistán y Tayikistán una alternativa a Rusia

01-12-2014

La reciente visita del presidente checo, Miloš Zeman, a Kazajistán y Tayikistán vino motivada por la necesidad de buscar para los exportadores nacionales un sustituto del mercado ruso, según declaró en entrevista para la Televisión Checa el director de la oficina presidencial para el Extranjero, Hynek Kmoníček.

Miloš Zeman en Kazajistán, foto: ČTKMiloš Zeman en Kazajistán, foto: ČTK En la capital kazaja, Astaná, la delegación empresarial checa que acompañó al presidente negocio contratos por un valor total de 450 millones de dólares. Los países de Asia Central emergen como importantes alternativas para los empresarios checos al mercado ruso, lastrado por la guerra de sanciones entre este país y la Unión Europea, así como la baja cotización del rublo.

"El viaje a Kazajistán y Tayikistán fue parte de una estrategia a largo plazo de búsqueda de mercados alternativos al ruso, que se ve muy limitado no solo debido a las sanciones, sino también al decreciente valor del rublo, que hace que el país pierda perspectiva para los exportadores checos", constató Kmoníček.

Es necesario, por tanto, según Kmoníček, entender la dimensión comercial y económica el trabajo del presidente, y no quedarse solo con sus polémicas declaraciones en asuntos menos trascendentes.

Hynek Kmoníček, foto: Wikipedia, free domainHynek Kmoníček, foto: Wikipedia, free domain El mercado ruso afronta desde la primera mitad de este año una serie de sanciones por parte de los Estados Unidos y la Unión Europea que tienen como objetivo castigar al Kremlin por la anexión de Crimea y su postura en el conflicto civil de Ucrania. “Buscamos pues otro mercado oriental, y debemos ir allá donde haya dinero”, completó Kmoníček, y advirtió que después de Rusia y Azerbayán, Kazajistán constituye el tercer exportador de petróleo a la República Checa y que en Astaná operan unas 200 empresas checas. “Su potencial decididamente todavía está por explotar”, concluyó.

Ya anteriormente el presidente Zeman había hablado en varias ocasiones de las repúblicas de Asia Central como de un posible mercado para las empresas checas. En esta último viaje le acompañaron representantes de compañías de maquinaria, aviación o servicios bancarios, incluyendo entre ellas a Škoda Transportation.

01-12-2014