ČEZ podría sacar a concurso el suministro de uranio para la central de Temelín

28-01-2015

Una multimillonaria inversión a través de una nueva licitación es el posible objetivo del Ejecutivo checo en materia nuclear. La compañía ČEZ estaría replanteándose no renovar automáticamente el contrato con la empresa rusa TVEL para el suministro de uranio a la central nuclear de Temelín.

Foto: Filip JandourekFoto: Filip Jandourek El contrato de suministro de uranio de la empresa rusa TVEL a la central nucluar de Temelín, controlada por ČEZ, podría interrumpirse. El director de la compañía con participación mayoritaria del Estado, Daniel Beneš, aseguraba en una reciente entrevista que este podría no renovarse y convocarse un nuevo concurso de licitación.

El objetivo sería que otras empresas, como la estadounidense Westinghouse o la francesa Areva, pujaran por el nuevo contrato. Pero detrás de esta posible decisión se esconde el miedo del Gobierno checho a depender únicamente del uranio ruso. Algo que desde la Unión Europea ya se ha advertido a los Estados miembros, encomendándoles a que diversifiquen sus proveedores. El nuevo Plan de Acción para el Desarrollo de la Energía Nuclear en la República Checa, suscrito por los ministerios de Industria y Finanzas, tiene en cuenta este hecho, pero pone un mayor énfasis en garantizar el suministro de energía nuclear a largo plazo.

El plan, que deberá ser aprobado por el Gobierno en el próximo mes, plantea varios escenarios para lograr estos objetivos. Entre ellos, nuevos acuerdos a largo plazo con los proveedores para lograr un volumen suficiente de combustible o el desarrollo de una nueva planta de producción de combustible nuclear en la República Checa.

28-01-2015