Brno y Praga más cerca gracias a un revolucionario transporte: el Hyperloop

20-01-2017

La segunda ciudad de la República Checa, Brno, ha firmado un memorándum con la empresa que va detrás de un revolucionario concepto de transporte, el Hyperloop.

Foto: ČTK/PR/Hyperloop Transportation Technologies (HTT)Foto: ČTK/PR/Hyperloop Transportation Technologies (HTT) El Hyperloop consiste en un tubo presurizado en el que una cápsula que contiene a los viajeros podría moverse a velocidades de hasta 1.220 kilómetros por hora. El sistema es una versión que va mucho más allá del sistema de tubo neumático que todavía se utiliza en la República Checa para el envío de correo, paquetes y artículos pequeños.

El empresario que persigue la idea es Elon Musk, con un primer proyecto de hyperloop propuesto entre Los Ángeles y San Francisco.

El uso del Hyperloop reduciría el tiempo de viaje por carretera y ferrocarril entre Praga y Brno de un poco más de dos horas a unos 10 minutos. Los planes para un enlace ferroviario mucho más rápido entre ambas ciudades han estado planteándose durante décadas sin obtener grandes progresos. No se esperaba nada antes del año 2040.

En Eslovaquia, el Hyperloop ha recibido un mayor respaldo gubernamental con vistas a su rápida introducción entre Bratislava y Viena, y con su posible extensión a Budapest. En marzo del año pasado, se firmó un memorando entre el gobierno eslovaco y Hyperloop Transportation Technologies, que también designó a Bratislava como un posible centro de innovación y desarrollo con un máximo de 1.000 empleados a largo plazo.

La reacción del gobierno checo ha sido, según el diario Mladá Fronta Dnes, mucho más cautelosa. El periódico dijo que un informe del Ministerio de Transporte advirtió que la tecnología para el Hiperloop aún no está lo suficientemente avanzada como para llevar a cabo el proyecto.

Los costes de construcción del Hyperloop se sitúan en unos unos 1,1 millones de euros por kilómetro.

20-01-2017